¿Qué es Avandia? Infórmate

avandia

Los Abogados de Avandia Están Listos Para Ayudarte

La controversia sobre la supuesta vinculación entre los ataques cardíacos, las embolias cerebrales y Avandia ha causado que millones de personas se pregunten ¿Qué es Avandia?

Avandia es un medicamento oral para tratar la diabetes Tipo 2 que pertenece a una clase de medicamentos conocidos como tiazolidinedionas. Igual que otros tratamientos para la diabetes Tipo 2, los pacientes toman Avandia para controlar o bajar los niveles de azúcar en la sangre.

Avandia es fabricado y comercializado por GlaxoSmithKline y fue aprobado por la FDA para uso del paciente en 1999. Avandia se utiliza a veces en combinación con otros medicamentos, pero no está diseñado para uso con la insulina, que es un tratamiento de la diabetes de Tipo 1. Los pacientes con enfermedad cardíaca subyacente o que corren alto riesgo de sufrir enfermedades del corazón no deben tomar Avandia.

Efectos secundarios de Avandia

Avandia fue una vez el medicamento para la diabetes Tipo 2 más vendido en el mundo, hasta que la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA por sus siglas en inglés) redujo significativamente el acceso al medicamento en el 2010, después de haber recibido informes de que el medicamento aumenta el riesgo de insuficiencia cardíaca y derrame cerebral.

Hay otros efectos secundarios que se producen con más frecuencia. Los pacientes que tomen Avandia y experimenten cualquiera de los siguientes efectos secundarios deben consultar a su médico inmediatamente.

  • Dolor de cabeza
  • Tos
  • Escalofríos
  • Comezón
  • Erupciones
  • Hinchazón
  • Mareos
  • Somnolencia
  • Latidos cardíacos rápidos
  • Cambios en el ciclo menstrual

Los efectos secundarios graves e incluso fatales incluyen:

  • Ataque cardíaco
  • Derrame cerebral
  • Fractura de huesos
  • Enfermedad del hígado

Avandia se convirtió en tema de gran preocupación entre los pacientes, los médicos y la FDA después de que un destacado cardiólogo de la Clínica de Cleveland publicó en 2007 un estudio, en el Diario de Medicina de Nueva Inglaterra, mostrando que Avandia aumenta las posibilidades de ataque al corazón en un 43 por ciento.

Desde entonces, otros graves efectos secundarios de Avandia se han descubierto. En el 2008, los Archivos de Medicina Interna, descubrieron que los pacientes que toman Avandia durante al menos 12 meses tienen el doble de probabilidades de sufrir fracturas óseas. Además, en el 2009 un estudio realizado en Farmacoepidemiología y Segurad de los Medicamentos, reveló un vínculo entre Avandia y la insuficiencia renal. El estudio estima que ocurre al menos un caso de insuficiencia renal por cada 44,000 pacientes que toman Avandia. El número de prescripciones de Avandia alcanzó los 13,2 millones en 2006, generando más de $2,5 billones en ventas anuales para GlaxoSmithKline. Sólo dos años después, el número de prescripciones bajó a 3,1 millones en 2008. Hoy, Avandia sigue siendo un medicamento revolucionario para GlaxoSmithKline, pero, en los últimos años, el número de prescripciones ha disminuido drásticamente.

Las demandas de Avandia

Miles de pacientes que han sufrido graves efectos secundarios han presentado demandas de Avandia, alegando que GlaxoSmithKline engañó a los consumidores sobre los efectos secundarios potenciales y fue negligente al afirmar que Avandia no aumentaba el riesgo de ataque cardíaco y derrame cerebral.

En el 2012, GlaxoSmithKline acordó pagar $90 millones a Oregon y otros 37 estados para resolver las demandas alegando que la compañía farmacéutica promovió ilegalmente Avandia. GlaxoSmithKline aceptó varias condiciones como parte del acuerdo:

  • Abstenerse de hacer afirmaciones falsas, engañosas o afirmaciones erróneas sobre cualquier medicina de diabetes.
  • Abstenerse de hacer declaraciones de seguridad comparativa, que no sean respaldadas por una evidencia sustancial o una experiencia clínica sustancial.
  • Abstenerse de presentar información favorable consideradas previamente como válida pero invalidada por la información reciente
  • Abstenerse de abusar de estadísticas o tergiversar la aplicabilidad o la importancia de los ensayos clínicos.

Si tú o alguien que conoces ha sufrido efectos secundarios de Avandia, el primer paso es ir a ver al médico inmediatamente. El siguiente paso, también muy importante es hablar con un abogado de Avandia. Un estado de salud grave puede ser física y financieramente devastadoras. Aunque cada caso es diferente, una demanda de Avandia podría ayudarte a obtener una compensación financiera para:

  • Salarios perdidos
  • Gastos médicos
  • Gastos médicos no cubiertos
  • Gastos de desplazamientos a los tratamientos
  • Dolor y sufrimiento
  • Gastos de funeral
  • Apoyo mental y emocional

Los abogados de Avandia de Los Defensores trabajan con bases de contingencia, así que no tienes que darles ni un centavo de tu bolsa para obtener la representación legal que necesitas.

Debido a que cada estado tiene su estatuto de limitaciones sobre cuánto tiempo hay que esperar antes de presentar una demanda de Avandia, no esperes un segundo más. ¡Pon manos a la obra! Una llamada de 10 minutos puede cambiar todo tu panorama.

Obtén una consulta gratis sobre tu caso de Avandia hoy 

LIVE CHAT