De acuerdo a los centros de control de enfermedades, cada año, hay cerca de 76 millones de incidentes en Estados Unidos relacionados con enfermedades relativas a los alimentos. Más de 300,000 personas son hospitalizadas cada año víctimas de salmonelosis, listeria, toxoplasmosis y otras bacterias relativas a la comida. La mayoría de intoxicaciones por alimentos ocurre por consumir carne roja y cerdo; productos lácteos y huevos que también cuentan por su alto índice de intoxicación alimentaria.

La fuente de la intoxicación alimentaria varía. Puedes intoxicarte con comida preparada en casa o por la comida de los restaurantes, incluso por comida que se sirve en el trabajo. La intoxicación por alimentos pueden causar síntomas que van de leves a graves, empezando por diarrea, vómitos y sudores hasta la pérdida parcial del habla o la vista, debilidad en los músculos e incluso parálisis.

Los síntomas graves requieren de atención médica inmediata y puede poner en riesgo la vida. Incluso hasta los casos más leves de intoxicación por comida puede requerir tiempo fuera del trabajo.

Muchas personas no piensan en llamar a un abogado por haberse intoxicado por alimentos, pero existe un recurso legal en casos de intoxicación por alimentos ingeridos en el trabajo. Para determinar si tu intoxicación alimentaria puede ser considerada como una lesión en el trabajo, debes considerar los siguientes criterios:

  • ¿La comida fue servida por tu empleador y es considerada como parte de tus salario?
  • ¿Te intoxicaste en la cafetería de tu trabajo donde solo comen los empleados?
  • ¿Estabas en un receso oficial?

Si tu respondiste “si” a cualquiera o a todas estas preguntas puedes tener derecho para una compensación al trabajador.

El pago de una lesión de trabajo puede ser de gran ayuda para recuperar los gastos del servicio de emergencia y el tiempo fuera del trabajo, especialmente en casos graves de intoxicación.

Ten en cuenta que la comida que se ofrece en una cafetería, abierta al público, puede descalificarla como un caso de compensación al trabajador. Lo mismo ocurre si te enfermaste por comprar comida de una fuente independiente y la consumiste en un receso que no era oficial.

Llama a Los Defensores y podrás averiguar si tienes un caso. Tu consulta es gratis y sin compromiso.

El Consejo de Seguridad Nacional reporta que los resbalones, los tropiezos y las caídas en los Estados Unidos, suman cerca de 9 millones de visitas anuales a la sala de emergencias. De esos 9 millones, 2.3 millones son americanos mayores de 65 años. Las caídas son la principal causa de los accidentes de trabajo, solo por debajo de los accidentes de auto en términos de casos de lesiones personales. Aún cuando los resbalones, caídas y tropiezos suceden frecuentemente, no se debe descartar la seriedad y las consecuencias que traen como huesos rotos, lesiones en la cabeza, lesiones en la espalda, esguinces en los tobillos, cortadas y heridas.

Pero, ¿por qué hay tanta gente que se resbala, tropieza y cae todos los años? La respuesta es una combinación de mantenimiento deficiente, advertencias insuficientes, descuidos y desorden. Con los resbalones, cualquier cosa que moje una superficie muy probablemente la haga resbalosa. Pulidos recientes, suelos trapeados, algunos ejemplos pueden ser suelos de cocinas y baños. Los suelos están hechos de un material resbaladizo como el mármol, el azulejo o el terrazo, son resbalosos incluso cuando no están mojados. La nieve y el hielo hacen las aceras, los estacionamientos y las calles especialmente traicioneros para caminar durante el invierno. Las posibilidades de resbalar son aún más elevadas, cuando cualquiera de estas circunstancias se combinan con poca luz.

En cuanto a los tropiezos, el desorden es la clave. Cuanto más desorden exista en el área de trabajo o en el área donde se camina, mas posibilidad existe de que te tropieces. Cables, extensiones y cables de teléfonos pueden ser aparentemente inofensivos, pero tropezarse con ellos puede provocar un daño serio. Nunca deberían acumularse en los pasillos o lugares de mucho tránsito bolsas y otros materiales. En cuanto a las caídas la principal culpable son las superficies donde caminamos. Bultos, baches y grietas en las banquetas provocan que la gente se caiga. Algunas veces la gente se cae porque pisa más alto o más bajo de lo que esperaban, un borde ciego en la banqueta puede causar una caída. Las escaleras también pueden ser peligrosas. Se estima que cerca de la mitad de las caídas ocurren en escaleras.

Superficies desiguales o escalones desiguales, barandales sueltos o defectuosos, pueden hacer que la gente esté en riesgo de sufrir una caída.

El origen de las caídas, los resbalones y tropiezos, pueden ser evitados muchas de las veces con mejor mantenimiento, inspecciones regulares, y mucho más cuidado mientras se camina. Aún cuando los resbalones, tropezones y las caídas no van a dejar de suceder. Si tú o un ser querido se lastimó por una caída, resbalón o tropiezo en un lugar público o privado, llama a Los Defensores. Uno de nuestros abogadospodría ayudarte a obtener compensación financiera por tus lesiones.