Ciertamente es posible que renuncies a tu trabajo y aún recibas los beneficios de compensación para trabajadores. Tu situación laboral actual no debe tener nada que ver con que si tienes derecho a beneficios de compensación para trabajadores por un accidente laboral anterior.

Te podrías arriesgar a restringir tus beneficios.

Sin embargo, puede ser un poco más complicado que eso. Los beneficios pueden verse limitados si renuncias a tu trabajo. Renunciar a tu trabajo puede dañar tu capacidad de recibir un acuerdo justo por los beneficios de compensación para trabajadores. Al renunciar a tu trabajo, tu empleador o administrador de beneficios argumentará que renunciar a tu trabajo finaliza cualquier obligación que la compañía tenga contigo.

Tu cambio de estado laboral no altera el hecho de que te lesionaste en el trabajo y necesitas tratamiento médico que debe pagarse a través del seguro de compensación para trabajadores.

Al igual que con los beneficios médicos, el derecho a los beneficios de salario perdido se debe al hecho de que te lastimaste en el trabajo, no por tu estado laboral. Entonces, en teoría, si renuncias o te quedas en tu trabajo no deberías tener ningún efecto sobre ellos.

¿Tuviste las adecuaciones necesarias en el trabajo?

Si tu empleador te ha proporcionado un espacio adecuado en el lugar de trabajo, puede negarse a pagar beneficios adicionales si renuncias. El empleador puede reclamar que declinas voluntariamente ingresos que podrías haber ganado.

Por supuesto, puede surgir una pregunta sobre si tu empleador realmente ha sido complaciente. Por ejemplo, tu empleador puede obligarte a cumplir un trabajo que te causa gran dolor o pueda ocasionarte dificultades porque no puedes hacer un trabajo más pesado. Si renuncias porque tu empleador no te ha otorgado los deberes adecuados en el trabajo, puedes tener una base sólida para impugnar la terminación de tus beneficios salariales perdidos.

El proceso de tu reclamo se podría extender

Sin embargo, las compañías de seguros a menudo tienden a prolongar la aprobación de la atención médica, y lo hacen especialmente cuando no le pagan a su empleado cheques semanales. Cuando saben que van a pagarle a un reclamante hasta que se recupere, tienen más motivación para brindarle la atención médica que lo llevará de regreso al trabajo.

Teniendo en cuenta todos los factores que intervienen en un reclamo de compensación de trabajadores, es aconsejable consultar con un abogado de compensación de trabajadores antes de tomar medidas que puedan afectar tu reclamo.