Cuando hayas sido herido debido a la negligencia de otra persona, es probable que necesites un abogado experto en lesiones personales para obtener el monto total de la compensación que mereces.

Afortunadamente, no tendrás que pagar por adelantado los honorarios y gastos legales cuando estés herido y no puedas trabajar.

La mayoría de los abogados que manejan reclamos por lesiones no cobrarán honorarios legales a menos que el caso se resuelva o se gane un veredicto en la corte.

Costos de presentar un reclamo

Primero, tienes que ver la cantidad o porcentaje que acordaste pagar por los honorarios de tu abogado y la cantidad de costos legales que se han acumulado.

Ayuda a entender la diferencia entre honorarios legales y costos:

Los honorarios son los salarios pagados a un abogado por su trabajo. Hay diferentes tipos de tarifas como:

  • Pagar por hora
  • Pagar por una cantidad fija por el trabajo
  • Pagar un porcentaje de la compensación recuperada para el cliente

Los costos son los gastos incurridos para avanzar el caso del cliente, gastos como:

  • Copias
  • Honorarios de presentación de la corte
  • Contratación de testigos expertos
  • Gastos de deposición
  • Gastos de viaje y más

Los costos se deducen del acuerdo total después de que se gana un caso y antes de que se calculen los honorarios del abogado.

Gravámenes y gastos médicos

También existen cargos que se deducirán del monto del acuerdo que son los costos médicos pendientes y los dos tipos de costos que generalmente existen en las demandas por lesiones personales son:

  • Los costos médicos  son retenidos por los proveedores de atención médica y las aseguradoras de salud que pagaron el tratamiento médico en relación con el accidente subyacente.
  • Los costos gubernamentales generalmente provienen de Medicare, Medicaid o de una agencia de manutención de menores.

Los costos generalmente deben pagarse antes de que el demandante pueda recibir el restante del acuerdo.

¿Debes obtener dinero por “dolor y sufrimiento” en tu acuerdo?

Si te lesionaste en un accidente en el cual no tuviste culpa, es muy probable que recibas una cantidad de dinero por tu dolor. En accidentes con lesiones menores a corto plazo, puede ser una pequeña cantidad “simbólica”. Cuando las lesiones son más graves, dolorosas y / o duraderas, tu compensación puede incrementar.

Con el fin de poner dinero en el bolsillo del cliente, debemos entablar negociaciones. Este puede ser un proceso bastante largo y complejo, pero definitivamente en el mejor interés del cliente.