¿Sabes qué hacer si eres testigo de un accidente de auto? Tu curso de acción dependerá en gran medida de la gravedad del accidente. Para brindar la mejor ayuda en estas situaciones difíciles, hay algunos consejos generales para tener en cuenta. Recuerda que cada estado tiene leyes específicas sobre accidentes de auto.

Tus derechos

¿Sabías que no tienes que detenerte y ayudar si eres testigo de un accidente automovilístico? Siempre y cuando que no estés involucrado en el accidente, no tienes responsabilidad de parar y ayudar. No tendrás ninguna penalización legal si decides no detenerte.

Tu seguridad es primero

Si conduces al momento de presenciar el accidente, enciende tus luces de emergencia y oríllate en la carretera al menos a 100 pies del área del accidente para protegerte de vidrios rotos, fugas de combustible o llamas. Al mismo tiempo estas dando espacio a ambulancias y a oficiales a estacionarse cerca del accidente.

Si te encuentras en una carretera de alta velocidad, antes de salir de tu vehículo, asegúrate que las condiciones son seguras para ti. Si crees que existe la mínima posibilidad de algún peligro, no salgas de tu auto.

Pide Refuerzos

Nunca asumas que alguien más pidió ayuda al 911. Recuerda que cada segundo cuenta en una emergencia, por lo que es mejor llamar al 911 lo antes posible en caso de que alguien resulte herido. Cuando llamas al 911, prepárate para compartir tu ubicación. 

Una vez que te hayas asegurado de que es seguro acercarse a la escena, dirígete para ver cómo puedes ayudar.  Si ves a alguien herido, en ninguna circunstancia muevas a una persona lesionada, ya que eso podría empeorar sus lesiones. Para asegurarte de que los heridos reciban el tratamiento de primeros auxilios adecuado, espera a que lleguen las autoridades. 

Recopilación de datos

Los testigos pueden ser esenciales para el éxito de cualquier reclamo de accidente automovilístico. Para los conductores es importante obtener toda la información que necesitan para construir un reclamo sólido y querrán obtener tu información.

Lo más probable es que te pidan información personal como:

  • Nombre Completo
  • Números de teléfono (hogar, trabajo y celular)
  • Direcciones de tu hogar y el trabajo
  • Una descripción de tu versión de los hechos

Permanece en la escena hasta que tu declaración esté completa y la policía te haya liberado para continuar tu viaje.

Tu cooperación es importante

En los días y semanas posteriores al accidente, las autoridades o los agentes de seguros pueden contactarte y pedirte una declaración sobre lo que presenciaste. Se honesto, objetivo y coherente con tus declaraciones.

Recuerda que, al proporcionar información de lo ocurrido, ayudaras a que la persona que fue afectada por el accidente reciba una retribución por los daños causados por el evento. Aunque no seas un profesional médico, un mecánico o un oficial de policía, aun así, los buenos samaritanos pueden brindar ayuda. Solo recuerda tus limitaciones, asegúrate de estar en una situación segura para ti y deja el arduo trabajo al personal de emergencia.