Comienzan las Clases. Maneja con Cuidado

Maneja con Cuidado

Maneja con Cuidado es el Llamado de Los Defensores

Siempre recordaré la sensación que tenía de niño al comenzar el mes de septiembre. Había que regresar a la escuela y ¡yo odiaba ese momento! ¡El verano en el Valle de San Fernando siempre era tan divertido! Ya de adulto, el regreso a clases significa mucho más que las rebajas en la ropa de niños y en los artículos escolares. Significa más tiempo para prestar más atención al tráfico y manejar con más cuidado ya que hay muchos más niños que integran el paisaje automotriz.

Según la AAA, los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte en niños de 3 años o mayores, ya sea que el niño sea pasajero en el vehículo o se accidente mientras camina o se dirige a la escuela en bicicleta.

Al comenzar las clases, más y más niños caminarán, andarán en bicicleta y en skateboard por las calles todos los días.

Estas son solo algunas razones por las cuales los niños son tan vulnerables:

  • Son pequeños y menos visibles
  • Los niños no tienen las aptitudes necesarias para juzgar situaciones de tránsito ya que su visión periférica es un tercio más angosta que la de un adulto
  • Los niños no tienen la capacidad de emitir juicios sólidos sobre la velocidad y la distancia
  • Los niños se distraen con gran facilidad, especialmente cuando están acompañados de otros niños

Conclusión: los adultos debemos compensar la falta de experiencia, las limitaciones físicas y la falta de madurez de los niños.

Para ayudar a los adultos a ser conductores más cuidadosos y prudentes y contribuir a la seguridad de los niños, en 1946 la AAA fundó la campaña Comienzan las Clases – ¡Maneje con Cuidado! Este valioso programa ha contribuido con gran éxito a reducir las fatalidades vinculadas a los peatones escolares en todo el país.

Para ayudar a proteger a los niños, la AAA ruega a los conductores de vehículos que respeten las siguientes medidas de seguridad:

  • Aminora la marcha cerca de las escuelas y en zonas residenciales
  • Conduce con las luces encendidas, incluso durante el día, para que los niños y otros conductores puedan verle
  • Busca señales, tales como las Patrullas de Seguridad Escolar de la AAA, bicicletas y plazas de juego que indiquen que puede haber niños en la zona
  • Echa un vistazo entre los coches estacionados y otros objetos para ver si hay signos que indiquen la presencia de niños
  • Toma precauciones especiales cuando hay mal tiempo
  • Deténte siempre para dejar pasar los autobuses escolares que están descargando o cargando pasajeros.

Para informarse más acerca de este valioso programa, llama al Auto Club Community Affairs and Traffic Safety Department, al o visita la página de la Fundación de la AAA para la Seguridad Vehicular para obtener materiales gratuitos sobre seguridad vial.

Y un consejo más: No seas un conductor distraído. Nunca, jamás, envíes mensajes de texto mientras conduces y si debes hablar por teléfono mientras manejas, utiliza siempre un dispositivo de manos libres autorizado.

Recuerda que esos niños que caminan o andan en bicicleta para ir y regresar del colegio, son tan importantes como los niños que están sentados en el asiento trasero de tu coche.

Robert M. Cohen.
Abogado
Walker&Walker Attorney Network – 1-800-THE-LAW2