¿Cómo saber si tengo estrés postraumático después de un accidente de auto?

Cuando muchos de nosotros pensamos en el trastorno por estrés postraumático o por sus siglas en inglés (PTSD), nuestra atención puede dirigirse a los veteranos militares. Los hombres y mujeres de las fuerzas armadas que se enfrentan regularmente a desafíos que pueden poner en peligro la vida, e incluso cuando no están en combate directo, pueden ser víctimas del estrés y sufrir enormemente. Sin embargo, el trastorno de estrés postraumático también puede afectar a las personas involucradas en accidentes automovilísticos.

¿Qué es el trastorno por estrés postraumático?

El trastorno por estrés postraumático es un trastorno que puede desarrollarse después de que una persona haya experimentado, presenciado o haya estado expuesta repetidamente a un trauma mayor.

Estudios revelan que alrededor del 9 por ciento de la población general que sufre accidentes automovilísticos desarrolla PTSD. Ese número es significativamente más alto para las personas que han estado en un accidente automovilístico y buscan tratamiento de salud mental, con un promedio de 60 por ciento diagnosticado con PTSD.

Es normal sentirte más ansioso justo después de un trauma. Pero con el tiempo, estos sentimientos de ansiedad se calmarán. Si estos síntomas no se resuelven, es posible que tengas PTSD.

¿Qué tipo de trauma lleva al trastorno de estrés postraumático?

Eventos Traumáticos que pueden provocar PTSD son:

  1. Muerte real o amenaza (por ejemplo, presenciar un asesinato, un terremoto, un grave accidente automovilístico, una guerra)
  2. Lesiones graves (por ejemplo, hospitalizaciones extensas, quemaduras graves)
  3. Violencia sexual (por ejemplo, agresión sexual, violación)

PTSD puede ocurrir debido a:

  1. Vivir directamente el evento traumático
  2. Presenciar el evento traumático en persona cuando le sucede a otros (por ejemplo, presenciar un accidente de auto)
  3. Enterarte que un evento traumático le ocurrió a un familiar o amigo cercano
  4. Presenciar traumas a diario (por ejemplo, oficiales de policía expuestos repetidamente a situaciones traumáticas)

Síntomas después de trauma

Un accidente automovilístico es aterrador, y es muy común experimentar una serie de síntomas asociados con el trastorno de estrés postraumático, como:

  • Sentimientos de ansiedad y aumento de la frecuencia cardíaca cuando te enfrentas a recordatorios del evento. Escuchar un toque de claxon o un chirrido de los frenos puede activar automáticamente una respuesta de miedo.
  • Sentir ansiedad cuando estás conduciendo. Puedes estar nervioso o sobresaltarte fácilmente en un automóvil.
  • Estar en la mira. Es probable que estés más al pendiente de tu entorno en busca de posibles fuentes de amenazas (por ejemplo, personas que conducen demasiado rápido).
  • Evasión. Debido a la ansiedad que a menudo sigue a un accidente automovilístico, es natural que desees evitar algunas situaciones o experimentar dudas, como conducir en la autopista.

Puedes manifestar cualquiera o todos estos síntomas que son parte de la respuesta natural de tu cuerpo a un evento de vida traumático. Tu cuerpo está diseñado para mantenerte al tanto de los peligros potenciales en tu entorno y evitar que vuelvas a experimentar un evento similar.

Camino al bienestar

Hay cosas que puedes hacer para superar tu miedo después de un accidente.

  • Habla con amigos, familiares o un consejero. Platica sobre los detalles del accidente. Habla sobre lo que sentiste y cómo actuaste en el momento del accidente y en los días posteriores.
  • Mantente activo. Haz ejercicio a menudo. Participa en actividades que no empeoren las lesiones que sufriste durante el accidente. Tu médico de cabecera puede ayudarte a determinar cuánto puedes hacer de manera segura.
  • Haz un seguimiento con tu médico de cabecera. Tu médico puede darte referencias a otros proveedores de atención médica si es necesario. Él o ella puede monitorear tu recuperación y prescribir cualquier medicamento que puedas necesitar. Te pueden remitir a un especialista en salud mental o terapeuta para que te ayude a superar esos sentimientos que te agobian.
  • Intenta volver a las actividades y rutinas diarias. Los accidentes de tráfico hacen que algunas personas limiten lo que hacen. Es importante tratar de volver a tus actividades habituales. Incluso si te sientes incómodo o asustado al principio, es parte de tu recuperación.
  • Aprende a ser un conductor alerta. Conducir o andar en auto puede ser difícil después del accidente. Puedes reducir tu riesgo de futuros accidentes o lesiones siendo un conductor alerta. Conduce siempre con cuidado, usa el cinturón de seguridad y evita las distracciones mientras conduces. Evita conducir cuando estés cansado. Nunca manejes si has consumido alcohol o tomado drogas o medicamentos que afecten tu criterio.

Cuándo ver a un profesional

Los síntomas debilitantes del trastorno de estrés postraumático pueden dificultar la vida, el trabajo y la interacción con otros. De hecho, muchas personas que luchan con el trastorno de estrés postraumático pueden recurrir a habilidades de afrontamiento poco saludables como el abuso de sustancias o autolesiones en un intento por minimizar o escapar de su angustia emocional.

Si has estado padeciendo pesadillas, flashbacks y una perspectiva negativa de ti mismo y de los demás, puedes comenzar a sentir que las cosas nunca cambiarán.

Estos síntomas deberían desaparecer naturalmente con el tiempo, pero es importante estar al pendiente de ellos. Si notas que se están volviendo más graves y / o más frecuentes, si estás evitando más situaciones o si los síntomas comienzan a interferir con tu vida, entonces puedes correr el riesgo de desarrollar PTSD. Si eso sucede, por favor busca ayuda con tu doctor.