Diez maneras de sobresalir después de perder tu trabajo

 

Estar desempleado puede ser un capítulo difícil de tu vida, y descubrir qué hacer puede ser angustioso. El estrés puede llevarte a un deterioro mental. Tienes dos opciones: o te estancas en sentirte frustrado y enojado, o te levantas, te sacudes y te enfocas en cómo salir adelante.

¿Fue mi despido injustificado?

Antes que nada, verifica si tu despido fue justificado. Muchas veces por falta de entendimiento podríamos no darnos cuenta de que nuestro despido fue illegal.

No eres ni el primero ni el último

Sabemos que la preocupación de pagar tus deudas consume tus pensamientos, así como la pena de haber sido despedido. Sabemos lo emocionalmente debilitante que puede ser recibir esa noticia. Incluso si no hiciste nada malo, ser despedido se siente como ser juzgado y ser visto como deficiente. Si te despidieron por un buen motivo, es probable que esa sensación de falla se intensifique. Recuerda que esto sólo es una piedra en tu camino. Hay varias personas exitosas en este mundo que construyeron grandes marcas o que han causado un gran impacto en la sociedad y que en algún momento de sus vidas fueron despedidas. Personas como:

  • Steve Jobs: Cofundador de la marca Apple, Inc.
  • Oprah Winfrey: Ejecutiva de medios estadounidense, actriz, presentadora de programas de entrevistas, productora de televisión y filántropa.
  • K. Rowling: Autora de la muy querida serie Harry Potter.
  • Walt Disney: Empresario estadounidense, animador, locutor y productor de cine. Creador del parque temático Disneyland.

Mira todo lo que han logrado. ¡Animo!

¿Y ahora qué?

  1. Reflexiona sobra las razones por las que fuiste despedido. ¿Fue porque tu desempeño no estuvo a la altura de los demás? ¿Hubo la posibilidad que no agregaste valor a la compañía? Evalúa como podrás ser una parte integral en tu futuro trabajo y así sobresalir en tu próximo empleo.
  2.  Aplica para beneficios de desempleo. Si bien los beneficios por desempleo serán significativamente menores de lo que era tu salario, seguirán ayudándote a sobrevivir hasta que   obtengas tu próximo empleo. Los requisitos pueden ser diferentes por estado. Verifica si calificas.
  3. Elimina gastos innecesarios. Una vez que se haya ido la fuente principal de ingresos, no puedes gastar como antes. Detente y piensa qué artículos son necesarios. Eliminar gastos innecesarios te dará un poco de espacio económico adicional para respirar mientras encuentras tu futuro empleo.
  4. Actualiza tu currículum. Incluye tu experiencia laboral reciente. Concéntrate en remarcar las tareas que realizaste y los resultados que lograste. Si tienes datos numéricos para respaldar tus resultados, inclúyelos. Además, regresa a las otras posiciones que enumeraste en tu currículum y asegúrate de haber realizado un trabajo exhaustivo para resaltar la experiencia que adquiriste en esas posiciones. No olvides asegurarte de tener cuidado con los errores gramaticales. No te preocupes si no sabes como redactar o mejorar tu curriculum, te damos tips para que escribas uno de calidad.
  5. Enfoca tu tiempo en encontrar trabajo. No te desgastes, pero sí asegúrate de que se convierta en tu prioridad. Todos los días surgen nuevos puestos de trabajo, así que evita perderlos visitando sitios como Indeed, Glassdoor, o LinkedIn con regularidad.
  6. Red de contactos. Mantén a tus amigos, familiares y colegas informados de que estás buscando trabajo y lo que estás buscando; nunca se sabe qué puertas pueden abrirte.
  7. Trabajos independientes. Si puedes, haz trabajitos independientes aquí y allá. Tener un ingreso extra mientras buscas un trabajo estable te ayudará a mantener bajos tus niveles de estrés, ya que no tendrás que preocuparte de más por el dinero. Trabajos como Uber o entregando paquetes de Amazon podrían ser opciones para ti.
  8.  Organízate. Ahora que tienes tiempo libre aprovecha y organiza cada habitación de tu hogar. Ya sea vender, donar o desechar cosas que raramente usas y no necesitas. Tener un hogar limpio y libre de desorden te ayudará a sentirte renovado y rejuvenecido al comenzar este nuevo capítulo de tu vida. Aprovecha y vende esas cosas que ya no usas o necesitas. Te caería muy bien ese dinero extra en tu bolsillo.
  9. Ponte en forma. Si ya estás organizando tu hogar, ¿por qué no organizar tus hábitos? Aprovecha este tiempo libre y sal a caminar o a correr. Eso ayudará con tu estrés. Empieza a comer más saludablemente, lo cual ayudará a sentirte al cien para esas entrevistas.
  10. Aprende. Envía tus currículums y ve a las entrevistas. No te desanimes si pasas desapercibido para los puestos que buscas. Ten paciencia y no te desanimes. Analiza por qué no conseguiste el trabajo y aprende de ello para ser mejor para tu próxima entrevista.