¿Sabías que, según el Consejo Nacional sobre Envejecimiento, se estima que aproximadamente 5 millones de ancianos son maltratados cada año?

¿Qué es el abuso de ancianos?

Las definiciones específicas varían en lo que realmente es el abuso de ancianos, y esas definiciones continúan evolucionando. La OMS (Organización Mundial de la Salud) llama al maltrato a las personas mayores “un acto único o repetido, o la falta de una acción apropiada, que ocurre dentro de cualquier relación donde hay una expectativa de confianza que causa daño o angustia a una persona mayor”.

A medida que los adultos mayores se vuelven más frágiles físicamente, son menos capaces de cuidarse a sí mismos, hacer frente a la intimidación o defenderse si son atacados. Esto da espacio para que ciertas personas se aprovechen de ellos.

Aquí te dejamos 7 tipos de abuso de ancianos:

  • Abuso físico: El uso no accidental de la fuerza contra una persona mayor que provoca dolor físico, lesión o discapacidad.
  • Abuso sexual: Tocar, acariciar, tener relaciones sexuales o cualquier otra actividad sexual con un adulto mayor, cuando el adulto mayor no puede entender, no está dispuesto a consentir, lo amenazan o lo fuerzan físicamente.
  • Abuso emocional o psicológico: Un acto que causa dolor emocional o angustia.
  • Confinamiento: Aislar a un adulto mayor de amigos o actividades.
  • Privación: Negar un medicamento para adultos mayores, atención médica, refugio, comida, un dispositivo terapéutico u otra asistencia física, y exponer a esa persona a algún daño físico, mental o emocional.
  • Negligencia o abandono: Incumplimiento de una obligación de cuidado. Condiciones de vida inseguras.
  • Explotación financiera: El uso no autorizado de los fondos o propiedades de una persona mayor, ya sea por un cuidador o un estafador externo.

¿Cómo te puedes defender?

Sabemos que hacer valer tus derechos o el de tu familiar puede ser abrumador si no sabes qué pasos tomar. Por eso, contratar a un abogado puede ser de gran ayuda.

Somos un equipo dedicado al abuso de ancianos y hemos trabajado con clientes en una amplia gama de quejas. Hemos buscado justicia para las víctimas que han sido abusados por cuidadores en el hogar o en instalaciones. Te podemos ayudar si sospechas que tu familiar es víctima de abuso físico, emocional o financiero.