Agustina Caferri Posted: April 26, 2023

Si has sufrido una lesión en un accidente de auto, puedes tener derecho a una compensación significativa a través de una demanda. Debido a la naturaleza de los accidentes automovilísticos, las víctimas tienden a experimentar uno de los conjuntos comunes de lesiones. Pero no pienses que tu caso vale menos porque hayas sufrido una lesión más común. 

De hecho, bajo algunas circunstancias, esto puede mejorar tus reclamos. ¿Cómo? Bueno, para lesiones más comunes, hay una aceptación generalizada y comprensión de la gravedad de la lesión y el impacto de la lesión en la vida de la víctima. Además, es probable que tu abogado haya representado a clientes con lesiones similares antes, lo que le dará un punto de referencia útil mientras desarrolla tu caso. 

¿Estás listo para hablar con un abogado acerca de tus lesiones? Contacta a Los Defensores para una consulta gratuita con un abogado de confianza en nuestra red. La mejor parte es que no pagarás nada de tu bolsillo, y no pagarás ni un solo centavo a menos que recibas una compensación por tus lesiones. 

¿Cuáles son las lesiones comunes después de un accidente automovilístico? 

En los Estados Unidos, las víctimas de accidentes automovilísticos probablemente experimenten una (o más) de las siguientes lesiones: 

  • Latigazo cervical 
  • Lesiones cerebrales traumáticas 
  • Lesiones de espalda 
  • Fracturas
  • Lesiones psicológicas 
  • Y más 

Aunque estas son las “más comunes”, no son los únicos tipos de lesiones que una víctima de accidente puede enfrentar. Otras lesiones pueden incluir daño a órganos internos, cortes y rasgaduras, y mucho más. Cualquiera que sea la forma que tome tu lesión, simplemente debes saber que cuanto más graves sean las consecuencias, más daños podrás reclamar. Eso se debe a que la compensación en una disputa por accidentes automovilísticos se basa en las pérdidas que sufriste debido al accidente. 

¿Parece complicado? No te preocupes. Para eso está un abogado. Los abogados experimentados en accidentes automovilísticos recopilarán pruebas exhaustivas y las usarán para determinar cómo tus lesiones están contribuyendo a tu posible total de daños. 

Lesiones de Latigazo Cervical 

Las lesiones de latigazo son ampliamente consideradas como el tipo de lesión más común en casos de accidentes de coche. Una lesión de latigazo ocurre cuando la cabeza y el cuello son violentamente sacudidos hacia adelante y hacia atrás. Esto a menudo es el resultado de una colisión trasera, ¡incluso a bajas velocidades! El movimiento de ida y vuelta puede causar daño a los músculos, ligamentos y otros tejidos blandos del cuello y la parte superior de la espalda. 

Los síntomas del latigazo pueden incluir dolor de cuello, rigidez, dolores de cabeza, mareos e incluso problemas de memoria o dificultades para concentrarse. Es esencial buscar atención médica después de un accidente, incluso si no sientes dolor inmediatamente, ya que los síntomas del latigazo pueden tardar algunos días en manifestarse. 

Lesiones Traumáticas de la Cabeza 

Las lesiones traumáticas de cerebro (TBI, por sus siglas en inglés) son otro resultado común de los accidentes de coche. Ocurren cuando una fuerza externa, como un impacto repentino o sacudida, hace que el cerebro se mueva dentro del cráneo, dañando potencialmente el tejido cerebral. Las TBI pueden variar desde leves, como una conmoción cerebral, hasta graves, que pueden provocar discapacidad a largo plazo o incluso la muerte. Cuanto más grave sea la TBI, más significativos serán tus daños. 

Una “ventaja” adicional de tener una TBI en un caso de accidente de coche es que te convierte en un demandante mucho más simpático. Esto te da una ventaja en las negociaciones, ya que el demandado no querrá permitir que un jurado escuche sobre tus lesiones y sienta lástima por ti. 

Los síntomas de las TBI pueden variar ampliamente según la gravedad de la lesión y el área del cerebro afectada. Algunos signos comunes incluyen dolores de cabeza, náuseas, mareos, problemas de memoria, cambios de humor y sensibilidad a la luz o al ruido. Si sospechas que tienes una TBI después de un accidente, es crucial buscar atención médica inmediata para minimizar cualquier posible efecto a largo plazo. 

Lesiones de la Columna Vertebral 

La fuerza de un accidente de coche también puede provocar varias lesiones de espalda, incluyendo hernias de disco, fracturas de columna vertebral y daño en los tejidos blandos. La columna vertebral está compuesta por vértebras separadas por discos, que actúan como amortiguadores entre los huesos. Cuando la columna vertebral se somete a un traumatismo, estos discos pueden romperse o desplazarse, provocando problemas relacionados con los nervios. 

Las lesiones de espalda pueden manifestarse de varias formas, como dolor localizado, espasmos musculares, entumecimiento, debilidad en las extremidades o parálisis. Las opciones de tratamiento médico para las lesiones de espalda pueden incluir control del dolor, fisioterapia y, en algunos casos, cirugía. Como ocurre con otras lesiones, es esencial buscar atención médica rápidamente para garantizar un diagnóstico y tratamiento adecuados. 

Lesiones de Huesos Rotos 

Los accidentes de coche a menudo resultan en fracturas, que pueden variar desde fracturas simples hasta fracturas múltiples más complejas. La fuerza del impacto puede hacer que los huesos se rompan de varias maneras, incluyendo fracturas de línea fina, fracturas limpias o incluso huesos destrozados. Algunas de las fracturas más comunes en los accidentes de coche son las extremidades, las costillas y los huesos faciales. 

Los síntomas de fracturas pueden incluir dolor, hinchazón, hematomas e incapacidad para mover la zona afectada. El tratamiento para las fracturas depende del tipo y la gravedad de la fractura y puede incluir la inmovilización con un yeso o una férula, cirugía y terapia física para la rehabilitación. La atención médica rápida es crucial para garantizar una curación adecuada y prevenir complicaciones. De hecho, las lesiones de fractura pueden convertirse en lesiones potencialmente mortales (a través de una infección) si no se manejan de manera oportuna, así que ¡no te demores! 

Lesiones psicológicas 

Por último, es importante no pasar por alto el impacto psicológico de los accidentes de coche. Muchas personas experimentan angustia emocional después de un accidente, lo que puede manifestarse como ansiedad, depresión o trastorno de estrés postraumático (TEPT). Estas lesiones psicológicas pueden ser tan debilitantes como las físicas, afectando la capacidad de una persona para funcionar normalmente. Y, por supuesto, eso significa daños significativos. 

Por ejemplo, si no puedes ir a trabajar debido a tu grave TEPT relacionado con el accidente, entonces podrías reclamar daños por pérdida de salarios sustanciales. En algunos casos, esto podría sumar cientos de miles -si no millones- de dólares. 

Es fundamental afrontar cualquier problema psicológico que experimentes después de un accidente, ya que el trauma no tratado puede tener efectos duraderos. Buscar ayuda médica de un profesional de la salud mental, como un terapeuta o consejero, es un paso importante en el proceso de curación a largo plazo. 

¿Cómo puedo recuperarme después de mi accidente? 

Después de un accidente, la mejor manera de obtener compensación es trabajar con un abogado que pueda defender tus intereses. Tu abogado reunirá pruebas, desarrollará tus reclamos en argumentos legales persuasivos y enviará una carta de demanda al(los) demandado(s). 

Durante el proceso legal, incluso antes de que los reclamos se presenten en el tribunal, tendrás la oportunidad de llegar a un acuerdo de compensación. La mayoría de los conflictos se resuelven mediante un acuerdo de compensación, por lo que es una buena idea que un abogado navegue este proceso en tu nombre para maximizar la oferta de compensación. 

¿Has sufrido una lesión en un accidente de coche? Dependiendo de las circunstancias, podrías tener derecho a compensación bajo la ley. Sin embargo, buscar una demanda legal no tiene que ser complicado. Habla con un abogado para obtener orientación sobre tu caso. Podrá identificar el potencial de tus reclamos y te ayudará a entender lo que debes hacer a continuación para asegurar la compensación que mereces. 

Contacta a Los Defensores hoy para una consulta gratuita con un abogado experimentado en nuestra red legal. Te conectaremos en tan solo 10 minutos o menos con un abogado que pueda hablar contigo sobre tu caso. Lo mejor de todo es que no hay costos por pagar. No pagas nada hasta que seas compensado.