10 mitos sobre los accidentes de auto | Abogados de accidentes

Revisor de contenido, Abogado James P. Maniscalco
Publicado: 01/18/22 por el equipo de redactores legales de Los Defensores y verificado por James P. Maniscalco. J.D.

Estar involucrado en un accidente automovilístico puede ser estresante y traumático. Si ha resultado lesionado en un accidente, es posible que no sepas qué esperar. Es natural acudir a amigos y familiares en busca de consejos.

Desafortunadamente, es posible que parte de esta información no sea cierta. Existen muchos mitos en torno a reclamos y demandas por accidentes de auto y algunos podrían hacer que no puedas recuperar una compensación por tus lesiones. A continuación, te presentamos algunos mitos comunes sobre casos de accidentes y reclamos de accidentes automovilísticos.

Mito: Si te sientes bien después de un accidente automovilístico, no necesitas ver al doctor.
Realidad: Incluso si te sientes bien por fuera, puedes tener lesiones internas que sólo un doctor puede detectar. Acude a un doctor tan pronto sea posible para que descarte o trate las lesiones serias. Esto también ayuda a incrementar el valor de tu reclamo frente a la compañía de seguros.

Mito: Contratar a un abogado después de un accidente de auto no hace ninguna diferencia en el resulto del acuerdo.
Realidad: Las estadísticas muestran que los acuerdos con las compañías de seguros se hacen por mucho más dinero cuando hay un abogado en el caso. En los reclamos de choques de carros tener un abogado puede hacer que obtengas 3 veces más que si negocias y lo manejas tu mismo.

Mito: Después de un accidente de auto, la primera llamada que debes hacer es a la compañía de seguros.
Realidad: Si bien es cierto que hay que llamar a la compañía de seguros para poder hacer un reclamo de accidente de auto y que existe un tiempo límite para hacerlo (cada estado tiene un límite en sus estatutos de limitaciones), un abogado  de accidentes de auto puede hacer el reclamo por accidente en tu nombre. Esta puede ser la mejor manera de ir en orden para asegurar que tus intereses están protegidos y que no hay nada que decir que pueda dañar o reducir tu reclamo.

Mito: Si el daño no parece muy severo, y nadie parece lastimado es mejor llegar a un acuerdo directamente con el otro conductor.
Realidad: ¡No lo hagas! Si el otro conductor se ofrece a pagarte directamente sin ir a través de la compañía de seguros o de un abogado de accidentes de auto, puede que pierdas mucho más de lo que piensas. El daño a tu auto puede que sea mucho peor de lo que crees. Lo que parece un golpecito por atrás puede resultar en un daño interno más grave y caro. Puede que te sientas bien inmediatamente después del accidente, pero los efectos se pueden empezar a sentir más tarde. Si llegas a un acuerdo en privado, después es muy difícil hacer un reclamo formal.

Mito: Las fotos son las únicas pruebas que necesitas para obtener la máxima compensación por tu accidente de auto.
Realidad: Las fotos son cruciales, pero cuanto más detalle tengas, mejor. Después de un accidente de auto, apunta cualquier cosa que puedas recordar, ningún detalle es demasiado pequeño. Piensa en cosas como qué hora era, qué clima había, en qué dirección ibas, en qué carril estabas, cómo eran las condiciones de tráfico y qué dijo o hizo el otro conductor. También necesitas llevar un registro de cualquier dolor que hayas tenido después del accidente, así como de las visitas que hiciste al doctor, incluyendo cuánto tiempo tardaste en ir al doctor, cuánto tiempo estuviste sin ir a trabajar, cuánto dinero has tenido que pagar de tu bolsillo, incluso cuánto gastaste en el teléfono hablando con la compañía de seguros por asuntos relativos al accidente. ¡No te olvides de guardar todos los recibos!

Mito: Ha pasado demasiado tiempo para que puedas hacer algo con respecto a tus lesiones debido a tu accidente automovilístico.                                                                                            Realidad: De hecho, existe un período de tiempo limitado para presentar una demanda por lesiones personales. Por ejemplo, las personas lesionadas en accidentes automovilísticos tienen aproximadamente 5 años a partir de la fecha de la colisión para presentar un reclamo en un tribunal de justicia. Te recomendamos llamar a Los Defensores para que te informes acerca del tiempo que tienes para reclamar en tu estado.

Por lo tanto, como regla general, recomendamos tratar su reclamo de compensación con la creencia de que no mejorará con el tiempo. Cuanto antes actúes, más capacitado estará tu abogado para recopilar y preservar evidencia crítica, y para asegurarse de que tus derechos estén protegidos y reivindicados con la máxima capacidad permitida por la ley.

Mito: El ajustador de seguros está de tu lado                                                                                 Realidad: No te dejes engañar ni por un segundo pensando que el ajustador de seguros de tu reclamo por accidente está de tu lado. Más bien, el ajustador de seguros trabaja para la compañía de seguros y tratará de ahorrarle la mayor cantidad de dinero posible. Ten cuidado con lo que dices y nunca admitas culpabilidad ni declares algo de lo que no estés seguro.

Mito: Tu seguro pagará todo                                                                                                         Realidad: Muchas personas asumen erróneamente que, si están involucradas en un accidente automovilístico, especialmente uno que no causaron, la compañía de seguros pagará por todo. Sin embargo, la verdad es que el seguro se basa en fallas, lo que significa que tendrás que demostrar que el otro conductor fue el que causó el accidente para poder comenzar el proceso de recuperación.

Además, es muy probable que la compañía de seguros intente pagarte lo menos posible, incluso si esa cantidad no cubre por completo el daño que sufriste.

Mito: Las colisiones traseras son siempre culpa del conductor trasero                                                        Realidad: Las colisiones traseras son a menudo culpa del conductor trasero, pero no siempre. Hay muchas cosas que pueden hacer que la culpa de una colisión trasera recaiga sobre los hombros de otra parte, que incluyen:

  • Las acciones de un conductor de terceros
  • Si el conductor de adelante no tenía luces de freno que funcionen correctamente
  • Frenos defectuosos.
  • No asumas que la compañía de seguros del otro conductor pagará de buena gana los daños por colisión trasera

Mito: Todos los conductores tienen seguro.                                                                                        Realidad: Si bien se requiere que todos los conductores tengan seguro, no todos lo tienen. Si te ves involucrado en un accidente con un conductor sin seguro, recuperar la compensación puede ser complejo y, a veces, imposible, si no tienes ayuda de un abogado.

Esconder chat Terminar chat
//