¿Qué hacer al sufrir un accidente?

Nadie quiere ser parte de un accidente de auto, sin embargo, a veces las circunstancias nos colocan justo en medio de la tormenta. Un accidente puede hacer que te sientas desorientado.

Es importante tener presente los procedimientos posteriores a un accidente ahora, cuando te encuentras bien y tu juicio está intacto. Esta guía de 13 pasos puede ayudarte a que los momentos posteriores a un accidente sean menos estresantes, y el proceso de reclamo sea mucho más sencillo.

  1. Nunca abandones el lugar del incidente. El estrés emocional al que nos vemos sometidos cuando ocurre un accidente de tránsitopuede hacer que cometamos muchos errores, y éste sería uno muy grave. No importa de quién haya sido la culpa. Detén tu vehículo e intenta colaborar en todo lo que sea posible.
  2. Mantente lo más tranquilo posible. Respira profundamente y cuenta hasta diez, lo que te ayudará a disminuir la frecuencia cardíaca y te permitirá tener la mente fría para analizar la situación.
  3. Antes de evaluar los daños de tu auto, asegúrate de que tú y todos los involucrados en el accidente se encuentren bien. Llama a la ambulancia si alguien se encuentra herido. Si no tienes acceso a tu teléfono, no asumas que alguien llamará para pedir atención médica. Haz contacto visual con alguien y pídele que llame a las autoridades para cualquier persona que necesite cuidado médico. Si una persona está inconsciente o tiene dolor de cuello o espalda, no lo muevas hasta que llegue la ayuda médica calificada.
  4. Si es posible, dirígete a un lado de la carretera o a una acera. Si tu auto es seguro para conducir y está causando peligro donde está, oríllate. De lo contrario, déjalo donde está y ponte a salvo.
  5. Para proteger la seguridad de otros conductores, enciende tus luces de emergencia. Esto permitirá que los conductores detrás de ti sepan que hay un incidente por delante. Si los tienes, y es seguro hacerlo, coloca conos de color naranja, triángulos de advertencia o bengalas de seguridad.
  6. Una vez que estés seguro de que todos están bien, revisa la magnitud del daño al vehículo. Si es posible, toma algunas fotos de la escena del accidente. Serán útiles durante el proceso de reclamación.
  7. Es muy importante recopilar información del accidente. Esto podría beneficiarte cuando presentes tu reclamo a la compañía de seguros. Anota los detalles del accidente. Es fácil olvidar detalles entre la confusion.

Te sugerimos reunir información como:

  • Nombres completos del conductor y pasajeros
  • Números de licencia de conducir
  • Números de matrícula vehicular
  • Marcas y modelos de todos los vehículos implicados
  • Información del seguro
  • Información de contacto de todos tus testigos
  • Ubicación del accidente
  • El nombre y número de placa de todos los agentes de policía que respondieron a la escena del accidente

8. Al hablar con el otro conductor, trata de ser cordial y cooperativo. Evita hacer comentarios donde admitas cualquier tipo de culpa. Di la verdad, pero apégate a los hechos y no ofrezcas tu opinión, hasta que hayas completado todo. Se determinará la culpa por parte de las aseguradoras una vez que ambas partes hayan ofrecido toda la información.

9.Lo ideal es presentar un informe policial de inmediato, pero podrás presentar un informe más adelante si no te comunicaste con el 911 inmediatamente después del accidente. La ley varía de estado a estado, pero muchos departamentos de policía permiten que los informes se archiven hasta 72 horas después de un accidente. Pero si ambos autos han abandonado la escena, la información no será tan precisa, y esto podría afectarte en el futuro. Algunos estados requieren que reportes tu accidente en el momento, y podrías ser citado si no lo haces. Por ejemplo, en Oregon, si el daño al vehículo que conducías supera los $2,500, deberás presentar un informe. En Ohio, siempre que no haya heridos, no tienes que llamar a la policía. A menos que conozcas bien las leyes de tu estado, es mejor llamar y presentar tu informe.

10.Inicia el proceso de reclamo. Infórmale a tu compañía de seguros sobre el accidente lo antes posible; cuanto más decidas esperar, más difícil será recordar los detalles.                         11.Haz seguimiento a tu caso. Sabemos que es tedioso y estresante, pero necesitas estar informado de cómo va tu caso y a veces verificar que se estén llevando los pasos necesarios, como lidiar con tratamientos médicos o con tu reclamo a la compañía de seguro.

12. ¿Es buena idea firmar un contrato de liberación por parte de la aseguradora? Si tienes dudas, por mínimas que sean, no firmes nada. Recuerda que si aceptas un acuerdo, deberás firmar un formulario de “liberación” donde renuncias a tu derecho a demandar o presentar cualquier reclamo adicional sobre el accidente. Este formulario se llama así porque “liberas” a la parte responsable, el conductor culpable y su aseguradora, de cualquier responsabilidad asociada con el accidente. Asegúrate de firmar un acuerdo donde tú salgas beneficiado. Nuestro consejo es que no firmes ningún documento sin hablar primero con tu abogado.

13. Es normal sentirte más ansioso justo después de un accidente automovilístico. Pero con el tiempo, estos sentimientos de ansiedad se calmarán. Si estos síntomas no se resuelven, posible que tengas PTSD. Aquí te informamos cómo saber si tienes estrés postraumático y te damos consejos de cosas que puedes hacer para superar tu miedo después de un accidente.

La mejor manera de prevenir un accidente es manejar con prudencia, respetar las leyes de tránsito y sobre todo, contar con un buen seguro de auto. Esperamos que nunca tengas un accidente, pero si te pasa, estarás preparado y sabrás qué hacer.