Acoso sexual en el trabajo | Sexual Harassment At Work

El acoso sexual en el trabajo se ha convertido en un problema alarmante en los Estados Unidos. ¿Sabias que, a nivel nacional, el 81% de las mujeres y el 43% de los hombres informaron haber experimentado alguna forma de acoso y / o agresión sexual en su vida?

Deberías poder sentirte cómodo en tu lugar de trabajo. Si estás siendo acosado sexualmente, puedes hacer una denuncia a las autoridades de tu trabajo.

¿Qué es el acoso sexual?

El acoso sexual también conocido en inglés como Sexual Harassment es un tipo de discriminación sexual en el lugar del empleo o en la escuela. Es conducta indeseada, es decir, palabras o acciones con connotación sexual. 

Lee Sobre: Discriminación en el Trabajo

2 Tipos de acoso más frequente

Quid Pro Quo

Acoso sexual que ocurre cuando un supervisor o alguien en una posición de autoridad solicita sexo, o una relación sexual, a cambio de no despedir o castigar al empleado, o a cambio de favores, como ascensos, aumentos o buenas calificaciones.

Ambiente hostil

Acoso sexual que ocurre a través de la presencia de fotografías, bromas o amenazas degradantes o sexuales. El comportamiento o conducta inapropiada debe ser tan generalizada como para, como su nombre lo indica, crear un ambiente de trabajo intimidante y ofensivo.

¿Cómo se ve el acoso sexual en el trabajo?

El acoso sexual puede ocurrir en una variedad de circunstancias. El acosador puede identificarse con cualquier género y tener alguna relación con la víctima, como la de supervisor, compañero de trabajo, maestro, compañero o colega.

Algunas formas de acoso sexual incluyen:

  • Hacer que las condiciones de empleo o ascenso dependan de los favores sexuales, ya sea explícita o implícitamente.
  • Actos físicos de agresión sexual.
  • Solicitudes de favores sexuales.
  • Acoso verbal de naturaleza sexual, incluidos los chistes referentes a actos sexuales u orientación sexual.
  • Toques o contacto físico no deseados.
  • Insinuaciones sexuales no deseadas.
  • Hablar sobre relaciones, historias o fantasías sexuales en el trabajo, la escuela o en otros lugares inapropiados.
  • Fotos, correos electrónicos o mensajes de texto sexualmente explícitos no deseados.

¿Qué puedo hacer si sufro de acoso sexual en el trabajo?

Es importante recopilar información que te podrá ayudar si decides hacer un reclamo por acoso sexual.

  1. Documenta si te ofrecen un trabajo, un ascenso o favores si te sometes al acosador, o te amenazan con ser degradado, despedido o disciplinado si no te sometes a sus peticiones. Si recibes comentarios sobre tu género como inferior o comentarios sexuales. Anota la fecha, la hora, el lugar y nombres de testigos (si los hay). 
  2. Informa el acoso a tu empleador. Habla con tu gerente u otro supervisor en la empresa. 
  3. Guarda tus notas en un lugar seguro. Documenta tus experiencias en una computadora personal. 
  4. Reúne tus pruebas. Si el acosador está enviando mensajes de texto, correos electrónicos o notas, guarda copias. No los borres. Asegúrate de tomar una captura de pantalla de cualquier texto e imprímelas para no perderlas si tu dispositivo llega a fallar. Imprime correos electrónicos y guárdalos en un lugar seguro. 
  5. Busca un buen abogado especializado en acoso laboral y acoso sexual. Con frecuencia es tu palabra contra la del acosador, por lo que querrás que alguien respalde tu caso. 

Lee Sobre: Cómo Reportar un Caso de Acoso Sexual

¿Cuáles son los daños al recibir acoso sexual en el trabajo?

Experimentar acoso sexual puede hacer que algunos sobrevivientes se enfrenten a problemas emocionales, físicos o de salud mental. Algunos de ellos pueden incluir: 

Tipos de efectos emocionales

  • Temor
  • Humillación
  • Vergüenza
  • Culpa
  • Impotencia y pérdida de control

Tipos de afecciones mental

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Ataques de pánico
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Dificultad para concentrarse
  • Perdida de motivación

Tipos de efectos físicos

  • Aumento de los niveles de estrés
  • Dolores de cabeza
  • Fatiga
  • Trastornos del sueño
  • Alteraciones alimenticias

¿Qué tipo de indemnización puedo recibir por sufrir acoso sexual en el trabajo?

Daños por angustia emocional

La cantidad de daños que puedes recuperar por angustia emocional depende del tipo de evidencia que tengas para respaldar tu reclamo y la gravedad de tu dolor y sufrimiento.

Esto puede ser proporcionado por un psicólogo, psiquiatra o consejero que hayas consultado para el tratamiento de la angustia emocional. Un testigo experto y sus registros médicos también pueden proporcionar evidencia médica de angustia emocional.

Costos de bolsillo y daño a tu reputación

Puedes recuperar daños por los costos en los que incurriste como resultado del acoso sexual, como facturas médicas por tratamiento de angustia emocional, honorarios por asesoramiento profesional y costos de búsqueda de empleo. También puedes recuperar una indemnización por daños a tu reputación.

Daños atrasados

El “pago retroactivo” se otorga cuando has sido despedido u obligado a renunciar debido al acoso sexual. Está diseñado para darte la compensación que te habrían pagado si no hubieras perdido tu trabajo o si se te negó una promoción o ascenso.

Reintegro a tu puesto

Si perdiste tu trabajo debido al acoso sexual, es posible que tengas derecho a ser reintegrado al puesto que hubieras ocupado de no haber sido por el acoso.

Daños punitivos

Se pueden otorgar daños punitivos bajo ciertas circunstancias para castigar a tu empleador y disuadir futuros actos de acoso.

Para ganar una indemnización por daños punitivos, debes probar que tu empleador actuó con malicia o indiferencia imprudente hacia tus derechos. Esto generalmente requiere evidencia de que tu empleador fue el autor de la conducta de acoso sexual, o que tu empleador estaba al tanto de la conducta de acoso sexual y no hizo nada para detenerla. 

Busca un Abogado Especializado en Acoso Sexual y Discriminación.

Aclaraciones sobre mitos del acoso sexual en el trabajo

  • Sólo las mujeres pueden ser acosadas: Esto no es cierto. Los tribunales han dictaminado que cualquiera puede ser acosado por cualquier persona, independientemente de su identidad de género.
  • Una mujer no puede acosar a otra mujer y un hombre no puede acosar a otro hombre: Esto no es cierto. La Corte Suprema de los Estados Unidos ha reconocido que el acoso sexual ilegal puede ocurrir entre personas del mismo sexo o personas que se identifican como de género no binario.
  • El acoso sexual sólo puede ocurrir en el lugar de trabajo: Esto no es cierto. La Corte Suprema de los EE.UU ha dictaminado que los maestros, profesores y otras personas con autoridad en los sistemas escolares (incluidas universidades y colegios) pueden acosar sexualmente a los estudiantes en violación de la ley.
  • Sólo los supervisores o aquellos en posiciones de autoridad pueden ser un acosador: Esto no es cierto. Un acosador puede ser un compañero de trabajo y, en algunos casos, un tercero, como un agente o cliente del empleador. La clave es si el empleador sabía o debería haber sabido del comportamiento de acoso y no actuó.

¿Por qué necesito un abogado de acoso sexual en el trabajo?

Ayuda durante la investigación del acoso

Tu empleador está obligado por ley a investigar cualquier queja de acoso sexual. Y tu empleador no puede tomar medidas durante la investigación que afecten negativamente tu empleo. Tener a un abogado experimentado puede ayudar a que la investigación se agilice y asegurarse de que el empleador esté procediendo según lo exige la ley. 

Represalias

La ley prohíbe a los empleadores tomar represalias contra los empleados que denuncien acoso sexual. Las represalias pueden tomar muchas formas y no se limitan a informes disciplinarios o despido. Estas incluyen excluirte de proyectos, reuniones, eventos o salidas sociales después de denunciar el acoso. Un abogado puede analizar estas acciones para ver si son represalias.

Discutir los cargos de tu demanda

Un abogado de acoso sexual describirá las medidas formales que puedes tomar para desafiar el acoso sexual. Estas incluyen presentar un cargo por discriminación contra tu empleador ante la agencia antidiscriminatoria de tu estado o ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC). Y el abogado puede hablar contigo sobre las ventajas y desventajas de hacerlo, así como los pros y los contras de presentar una demanda contra tu empleador si no estás satisfecho con la respuesta a tu queja de acoso sexual. 

Llámanos ahora y te conectaremos con un abogado experimentado que manejará tu caso. La consulta es gratuita. 

Acoso Sexual en el Trabajo

El acoso sexual en el trabajo se ha convertido en un problema alarmante en los Estados Unidos. ¿Sabías que, a nivel nacional, el 81% de las mujeres y el 43% de los hombres informaron haber experimentado alguna forma de acoso y / o agresión sexual en su vida? 

Deberías poder sentirte cómodo en tu lugar de trabajo. Si estás siendo acosado sexualmente, puedes hacer una denuncia a las autoridades de tu trabajo. 

¿Qué es el Acoso Sexual? 

El acoso sexual también conocido en inglés como Sexual Harassment es un tipo de discriminación sexual en el lugar del empleo o en la escuela. Es conducta indeseada, es decir, palabras o acciones con connotación sexual. 

Lee Sobre: Discriminación en el Trabajo

2 Tipos de Acoso:

Quid Pro Quo

Acoso sexual que ocurre cuando un supervisor o alguien en una posición de autoridad solicita sexo, o una relación sexual, a cambio de no despedir o castigar al empleado, o a cambio de favores, como ascensos, aumentos o buenas calificaciones. 

Ambiente Hostil

Acoso sexual que ocurre a través de la presencia de fotografías, bromas o amenazas degradantes o sexuales. El comportamiento o conducta inapropiada debe ser tan generalizada como para, como su nombre lo indica, crear un ambiente de trabajo intimidante y ofensivo. 

¿Cómo Se Ve el Acoso Sexual en el Trabajo? 

El acoso sexual puede ocurrir en una variedad de circunstancias. El acosador puede identificarse con cualquier género y tener alguna relación con la víctima, como la de supervisor, compañero de trabajo, maestro, compañero o colega. 

Algunas formas de acoso sexual incluyen: 

  • Hacer que las condiciones de empleo o ascenso dependan de los favores sexuales, ya sea explícita o implícitamente. 
  • Actos físicos de agresión sexual. 
  • Solicitudes de favores sexuales. 
  • Acoso verbal de naturaleza sexual, incluidos los chistes referentes a actos sexuales u orientación sexual. 
  • Toques o contacto físico no deseados. 
  • Insinuaciones sexuales no deseadas. 
  • Hablar sobre relaciones, historias o fantasías sexuales en el trabajo, la escuela o en otros lugares inapropiados. 
  • Fotos, correos electrónicos o mensajes de texto sexualmente explícitos no deseados. 

¿Qué Puedo Hacer Si Sufro de Acoso Sexual en el Trabajo? 

Es importante recopilar información que te podrá ayudar si decides hacer un reclamo por acoso sexual

  1. Documenta si te ofrecen un trabajo, un ascenso o favores si te sometes al acosador, o te amenazan con ser degradado, despedido o disciplinado si no te sometes a sus peticiones. Si recibes comentarios sobre tu género como inferior o comentarios sexuales. Anota la fecha, la hora, el lugar y nombres de testigos (si los hay). 
  2. Informa el acoso a tu empleador. Habla con tu gerente u otro supervisor en la empresa. 
  3. Guarda tus notas en un lugar seguro. Documenta tus experiencias en una computadora personal. 
  4. Reúne tus pruebas. Si el acosador está enviando mensajes de texto, correos electrónicos o notas, guarda copias. No los borres. Asegúrate de tomar una captura de pantalla de cualquier texto e imprímelas para no perderlas si tu dispositivo llega a fallar. Imprime correos electrónicos y guárdalos en un lugar seguro. 
  5. Busca un buen abogado especializado en acoso laboral y acoso sexual. Con frecuencia es tu palabra contra la del acosador, por lo que querrás que alguien respalde tu caso. 

Lee Sobre: Cómo Reportar un Caso de Acoso Sexual

¿Cuáles Son los Daños al Recibir Acoso Sexual en el Trabajo? 

Experimentar acoso sexual puede hacer que algunos sobrevivientes se enfrenten a problemas emocionales, físicos o de salud mental. Algunos de ellos pueden incluir: 

Efectos Emocionales: 

  • Temor 
  • Humillación 
  • Vergüenza 
  • Culpa 
  • Impotencia y pérdida de control 

Daño Mental: 

  • Ansiedad 
  • Depresión 
  • Ataques de pánico 
  • Trastorno de estrés postraumático 
  • Dificultad para concentrarse 
  • Perdida de motivación 

Efectos Físicos: 

  • Aumento de los niveles de estrés 
  • Dolores de cabeza 
  • Fatiga 
  • Trastornos del sueño 
  • Alteraciones alimenticias 

¿Qué Tipo de Indemnización Puedo Recibir por Sufrir Acoso Sexual en el Trabajo? 

Daños por Angustia Emocional 

La cantidad de daños que puedes recuperar por angustia emocional depende del tipo de evidencia que tengas para respaldar tu reclamo y la gravedad de tu dolor y sufrimiento. 

Esto puede ser proporcionado por un psicólogo, psiquiatra o consejero que hayas consultado para el tratamiento de la angustia emocional. Un testigo experto y sus registros médicos también pueden proporcionar evidencia médica de angustia emocional. 

Costos de Bolsillo y Daño a Tu Reputación 

Puedes recuperar daños por los costos en los que incurriste como resultado del acoso sexual, como facturas médicas por tratamiento de angustia emocional, honorarios por asesoramiento profesional y costos de búsqueda de empleo. También puedes recuperar una indemnización por daños a tu reputación. 

Daños Atrasados 

El “pago retroactivo” se otorga cuando has sido despedido u obligado a renunciar debido al acoso sexual. Está diseñado para darte la compensación que te habrían pagado si no hubieras perdido tu trabajo o si se te negó una promoción o ascenso. 

Reintegro a Tu Puesto 

Si perdiste tu trabajo debido al acoso sexual, es posible que tengas derecho a ser reintegrado al puesto que hubieras ocupado de no haber sido por el acoso. 

Daños Punitivos 

Se pueden otorgar daños punitivos bajo ciertas circunstancias para castigar a tu empleador y disuadir futuros actos de acoso. 

Para ganar una indemnización por daños punitivos, debes probar que tu empleador actuó con malicia o indiferencia imprudente hacia tus derechos. Esto generalmente requiere evidencia de que tu empleador fue el autor de la conducta de acoso sexual, o que tu empleador estaba al tanto de la conducta de acoso sexual y no hizo nada para detenerla. 

Busca un Abogado Especializado en Acoso Sexual y Discriminación

Aclaraciones Sobre Mitos del Acoso Sexual en el Trabajo 

  • Sólo las mujeres pueden ser acosadas: Esto no es cierto. Los tribunales han dictaminado que cualquiera puede ser acosado por cualquier persona, independientemente de su identidad de género. 
  • Una mujer no puede acosar a otra mujer y un hombre no puede acosar a otro hombre: Esto no es cierto. La Corte Suprema de los Estados Unidos ha reconocido que el acoso sexual ilegal puede ocurrir entre personas del mismo sexo o personas que se identifican como de género no binario. 
  • El acoso sexual sólo puede ocurrir en el lugar de trabajo: Esto no es cierto. La Corte Suprema de los Estados Unidos ha dictaminado que los maestros, profesores y otras personas con autoridad en los sistemas escolares (incluidas universidades y colegios) pueden acosar sexualmente a los estudiantes en violación de la ley. 
  • Sólo los supervisores o aquellos en posiciones de autoridad pueden ser un acosador: Esto no es cierto. Un acosador puede ser un compañero de trabajo y, en algunos casos, un tercero, como un agente o cliente del empleador. La clave es si el empleador sabía o debería haber sabido del comportamiento de acoso y no actuó. 

¿Por Qué Necesito un Abogado de Acoso Sexual en el Trabajo? 

Ayuda Durante la Investigación del Acoso 

Tu empleador está obligado por ley a investigar cualquier queja de acoso sexual. Y tu empleador no puede tomar medidas durante la investigación que afecten negativamente tu empleo. Tener a un abogado experimentado puede ayudar a que la investigación se agilice y asegurarse de que el empleador esté procediendo según lo exige la ley. 

Represalias 

La ley prohíbe a los empleadores tomar represalias contra los empleados que denuncien acoso sexual. Las represalias pueden tomar muchas formas y no se limitan a informes disciplinarios o despido. Estas incluyen excluirte de proyectos, reuniones, eventos o salidas sociales después de denunciar el acoso. Un abogado puede analizar estas acciones para ver si son represalias. 

Discutir los Cargos de Tu Demanda 

Un abogado de acoso sexual describirá las medidas formales que puedes tomar para desafiar el acoso sexual. Estas incluyen presentar un cargo por discriminación contra tu empleador ante la agencia antidiscriminatoria de tu estado o ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC). Y el abogado puede hablar contigo sobre las ventajas y desventajas de hacerlo, así como los pros y los contras de presentar una demanda contra tu empleador si no estás satisfecho con la respuesta a tu queja de acoso sexual. 

Llámanos ahora y te conectaremos con un abogado experimentado que manejará tu caso. La consulta es gratuita. 

Cómo reportar un caso de acoso sexual

De acuerdo a la Oficina del Departamento de Igualdad en el Empleo y la Vivienda en California (DFEH, por sus siglas en inglés) un total de 4,5421 casos de acoso sexual fueron reportados a dicha instancia durante el año 2013. Esta cifra representa casi el 25% de las 18,480 quejas relacionadas al lugar de empleo  y reportadas al DFEH.

Debido al alto número de casos de acoso sexual en el trabajo es imprescindible saber que el acoso sexual en el lugar del trabajo es ilegal y prohibido, no sólo bajo las leyes del estado de California, sino también en todo el país. El acoso sexual consecuentemente es una forma de discriminación que viola el Titulo VI de la Ley de Derechos Civiles de 1964.

Tipos de Acoso Sexual

Es importante entender las diferencias entre los 2 tipos de casos de acoso sexual existentes en el lugar de trabajo ya que esta información es crucial al momento de presentar tu reclamo o demanda.

Acoso Sexual Quid Pro Quo: Cuando se trata de un intercambio de favores sexuales para un beneficio en el trabajo o cuando la decisión de otorgar el empleo a una persona está basada en la voluntad de ese empleado o empleada   a aceptar, tolerar, o a participar en conducta inadecuada de naturaleza sexual.

Ambiente Laboral Hostil:   Este se trata cuando el ambiente laboral es ofensivo particularmente en contra del empleado/a o contra el sexo de opuesto. Por ejemplo, cuando el empleado/a está sometido a un tipo de atención sexual no deseada, sea a través de contacto físico o de chistes. Otra instancia es cuando el empleado/a está sometido a represalias por quejarse de ser víctima de hostigamiento o acoso sexual.

Qué Hago Si Estoy Siendo Víctima de Acoso Sexual

  1. Consulta el manual de empleados de la empresa: Lo más probable es que tu empleador tenga una política de acoso sexual en el trabajo. Si es así, sigue las instrucciones y reporta tu queja. Siempre es importante reunir pruebas, tales como detalles específicos, fechas, horas, lugares y testigos relacionados con el acoso.

  2. Habla sobre el tema con el acosador: Si te sientes cómodo hablando con tu acosador, habla con él o ella sobre el hostigamiento. Puede ser que no sepan que su comportamiento te está molestando y causando tensión o estrés. Explícales lo que su comportamiento significa y por qué el mismo te incomoda. Pídele al acosador que pare de comportarse de esa manera.

  3. Habla con tu supervisor: Si no quieres hablar con tu acosador, o el comportamiento del agresor no se ha detenido después de haber hablado con ellos, ponte en contacto de inmediato con el supervisor de recursos humanos.

  4. Presenta una demanda a las autoridades correspondientes: Si el acoso continúa, y/o la gerencia de recursos humano de tu trabajo es incapaz de resolver tu queja, tienes la opción de presentarla a las autoridades correspondientes. Es decir, puedes presentar tu reclamo con la Comisión Para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC, por sus siglas en inglés). Tu caso será investigado, y dicha entidad se encargará de resolver la queja con tu empleador. En la mayoría de los casos, tienes hasta 6 meses desde la fecha en que el hostigamiento se inició para para presentar una denuncia.

De acuerdo al Departamento de Igualdad en el Empleo y la Vivienda en California2 si el caso de acoso sexual  resulta ser comprobado, esta instancia podría ordenar a que se cumplan las siguientes las siguientes reparaciones en favor de la víctima o víctimas del presunto acoso:

  • De cada empleador o persona que violó la ley, multas o pago de compensaciones por el sufrimiento emocional causado;
  • El emplear o restituir al puesto a la persona contra quien se discriminó;
  • El pago de sueldos perdidos o el ascenso de puesto;
  • Cambios en las políticas o reglamentos de la empresa.

Si Estás Siendo Acosado Sexualmente, Llama a Los Defensores

Si crees que has sido víctima de hostigamiento o acoso sexual, actúa de inmediato y recupera el control de tu vida. Es hora de conseguir la justicia que te mereces, habla con un abogado de empleo hoy.

Nuestros representantes bilingües están listos para ayudarte las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

Fuentes

  1. California Department of Fair Employment and Housing.
    Annual Reports and Statistics About DFEH Complaints Consultado el 27 de enero del 2015.
  2. Departamento de Igualdad en el Empleo y la Vivienda.
    Acosa Sexual: La Realidad Acerca del Acoso Sexual pdf. Consultado el 27 de enero del 2015.

¿Son los chistes considerados acoso sexual?

El término “acoso sexual” ha sido ampliamente usado – tanto que no es claro que es lo que en realidad constituye acoso sexual y que no. Además de hablar con un abogado de acoso sexual, una forma de entender el acoso sexual es empezando con la definición legal. La Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo de los Estados Unidos define acoso sexual de esta manera:

“El Hostigamiento Sexual es una forma de discriminación por razón de sexo que viola el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964. El Título VII se aplica a empleadores con 15 o más empleados, incluyendo gobiernos estatales y locales. También se aplica a agencias de empleo y organizaciones laborales, así como al gobierno federal.

Los avances sexuales mal recibidos, los pedidos de favores sexuales y otras conductas verbales o físicas de naturaleza sexual constituyen hostigamiento sexual cuando esta conducta afecta al empleo de un individuo, interfiere de manera irrazonable en el rendimiento del individuo en su trabajo o crea un ambiente de intimidación, hostil u ofensivo.

El acoso sexual puede producirse en una variedad de circunstancias, incluyendo las siguientes:

  • La víctima, así como el hostigador, puede ser una mujer o un hombre. La víctima no tiene que ser del sexo opuesto.
  • El hostigador puede ser el supervisor de la víctima, un supervisor en otra área, un compañero de trabajo o alguien que no sea un empleado.
  • No es necesario que la víctima sea la persona hostigada, también puede ser alguien que fue afectado por la conducta ofensiva.
  • El hostigamiento sexual ilegal se puede reportar sin daño económico o despido a la víctima.
  • La conducta del hostigador debe ser mal recibida.”

De esta definición, podemos ver que simples chistes con compañeros de trabajo no necesariamente son una forma de acoso sexual. Pero lo podría ser si esos chistes no son bien recibidos, sexuales en naturaleza, impiden la habilidad del individuo de hacer su trabajo, o crean un ambiente ofensivo u hostil en el trabajo.

Asegurar que el ambiente de trabajo es seguro para los empleados y tener cero tolerancias para el acoso sexual no es broma. Mantén las bromas neutrales; si crees que un chiste puede ser ofensivo, evítalo. Si eres el receptor de una broma o chistes ofensivos, haz tu disgusto claro al hostigador. Si el acoso continúa-o escala- considera hablar con un abogado de acoso sexual de inmediato.