Coronavirus: Entendemos lo devastador que podría ser perder tu trabajo o tener un accidente en tiempos como este. Hemos modificado nuestro centro de llamadas para seguir brindándote el apoyo legal que necesitas 24/7.

Actualizado: Marzo 18, 2020

COVID-19, también conocido como coronavirus, ha paralizado al mundo y con ello ha causado el paro económico. El gobierno exige el distanciamiento social cual puede impedir que algunos trabajen.

Este acontecimiento ha creado miedo al tener incertidumbre de cuando podemos regresar a nuestros trabajos y como pagaremos nuestra renta o nuestra hipoteca y otras utilidades.

Aquí te dejamos información que te podría ayudar durante esta crisis. Las reglas pueden ser diferentes en cada estado y pueden ser modificadas conforme vaya evolucionando esta pandemia.

Desempleo

Si has perdido tu empleo debido al coronavirus, puedes tener derecho a beneficios de desempleo. El gobierno federal está permitiendo que estados cambien sus leyes para proporcionar beneficios de seguro de desempleo relacionados con COVID-19.  La ley federal permite a los estados pagar beneficios a las personas que se encuentran en alguna de estas situaciones:

  • Tu empleador suspende temporalmente las operaciones debido a COVID-19, evitando que los empleados vengan a trabajar.
  • Has sido puesto en cuarentena con la expectativa de regresar al trabajo después de que se determine que te has recuperado y puedes regresar a laborar.
  • Dejaste temporalmente tu empleo debido a un riesgo de exposición o infección.
  • Has dejado de laboral para cuidar a un miembro de tu familia.

Infórmate sobre los detalles del programa de desempleo en tu estado, que también cuenta con información adicional sobre la flexibilidad que se ofrece a los afectados por el coronavirus.

Muchos estados requieren que solicites beneficios de desempleo en la web, ya que es un método que ayuda a evitar contagios. Algunos proporcionan números gratuitos u otras formas de obtener asistencia para poder aplicar en línea.

Vivienda

Un número creciente de ciudades y estados de EE. UU. han tomado medidas para prohibir los desalojos durante la pandemia de COVID-19, anticipando que muchos inquilinos no podrán pagar el alquiler durante esta emergencia.

Por ejemplo, el gobernador de California emitió una orden ejecutiva para proteger a inquilinos y propietarios del estado. Para muchos de estos casos una moratoria sobre los desalojos estaría en vigor para los inquilinos que puedan demostrar que su incapacidad para pagar el alquiler está relacionada con la pandemia.  

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos (HUD), anuncio el 18 de marzo, que dará un alivio a los propietarios de casas y arrendatarios suspendiendo las ejecuciones hipotecarias y los desalojos hasta fines de abril.

Para la mayoría de nosotros, ponernos en forma es uno de nuestros objetivos principales. Parte de ponerse en forma es ir al gimnasio y tener nuestro régimen de ejercicio. Cualesquiera que sean tus objetivos para mejorar tu condición física, lastimarse seguramente no es uno de ellos.

Si te lastimaste en el gimnasio debido a la negligencia de otra persona, es posible que tengas un reclamo por lesiones personales.

¿Qué obligaciones tiene el gimnasio?

Los propietarios de un gimnasio tienen la responsabilidad de ofrecer a sus clientes un espacio libre de peligros. Deben tener el cuidado razonable para descubrir cualquier condición insegura. También son responsables de arreglar condiciones peligrosas y advertir a los miembros del gimnasio sobre esos peligros.

Tipos de accidentes en el gimnasio

Hay muchas formas de lastimarse en el gimnasio debido a la negligencia de otra persona. Algunos de los tipos más comunes de accidentes en el gimnasio son:

  • Resbalón y caída por algún liquido
  • Condiciones inseguras
  • Equipo defectuoso
  • Acciones imprudentes del personal del gimnasio
  • Entrenadores sin experiencia

Lesiones comunes en el gimnasio

En 2018, cerca de 428,000 personas fueron atendidas y dadas de alta por sus heridas, pero unas 32,000 fueron hospitalizadas o murieron a su llegada según una revisión del sistema de base de datos de la comisión de seguridad de productos de consumo de los Estados Unidos.

Si una persona ha sufrido un accidente en un gimnasio o centro recreativo, puede sufrir varias lesiones. Estas son algunas de las lesiones comunes que pueden causar los accidentes en el gimnasio:

  • Huesos fracturados
  • Lesiones de cuello y columna
  • Hemorragia interna
  • Torceduras y esguinces
  • Daño a la médula espinal
  • Daño cerebral
  • Lesiones faciales
  • Lesiones oculares
  • Lesiones por aplastamiento
  • Lesión traumática de la cabeza
  • Daño al sistema nervioso

¿Puedes demandar a tu gimnasio si te lesionas allí?

No es ningún secreto que los accidentes relacionados con el ejercicio son comunes en gimnasios y centros recreativos. La inmunidad de responsabilidad es una parte estándar de casi todos los acuerdos de membresía del gimnasio, y la mayoría de los clientes aceptan la responsabilidad de su propia seguridad al usar pesas, máquinas y otras comodidades.

Sin embargo, la prevención de accidentes debe ser una parte consciente de la cultura empresarial para maximizar la seguridad del cliente. Un poco de preparación es muy útil, especialmente cuando se trata de prevenir resbalones, tropiezos y caídas en las instalaciones del gimnasio.

Los accidentes en un gimnasio son más complicados que un caso típico de responsabilidad de propiedad. Por lo general, según la ley, para ganar un reclamo por negligencia, debes demostrar que:

  • El dueño de la propiedad no cumple con los estándares de seguridad
  • El personal incumplió al no proporcionar señalamientos de advertencia o peligro
  • Fuiste herido a propósito por personal del gimnasio
  • El gimnasio no reparó el equipo defectuoso o roto y se te permitió ejercitarte en él
  • Si el gimnasio no pudo verificar las credenciales de un entrenador, y ese entrenador no tenía la experiencia necesaria y causó lesiones a un cliente, el gimnasio puede ser responsable

El hecho de que hayas firmado una inmunidad de responsabilidad no significa que no tienes derecho a un reclamo. Tendrás que consultar con un abogado experimentado en lesiones personales para evaluar tu caso y la redacción de la exención de responsabilidad que firmaste.

¿Cómo te puede ayudar un abogado?

Ya sabemos que los gimnasios generalmente incluyen una exención de responsabilidad dentro de su contrato de membresía que, en última instancia, libera al gimnasio y a sus empleados de la responsabilidad en caso de que un miembro sufra una lesión y desee presentar una demanda por lesiones personales contra el gimnasio. Sin embargo, un gimnasio o centros recreativos no pueden eludir por completo la responsabilidad absoluta.

Miles de personas resultan heridas cada año en accidentes en el gimnasio o centros recreativos, y muchas no recibirán la compensación que se merecen porque no consultaron con un abogado. No pierdas tu derecho a recibir una compensación por tus lesiones. Exige tus derechos, hoy.