¿Sabes qué hacer si eres testigo de un accidente de auto? Tu curso de acción dependerá en gran medida de la gravedad del accidente. Para brindar la mejor ayuda en estas situaciones difíciles, hay algunos consejos generales para tener en cuenta. Recuerda que cada estado tiene leyes específicas sobre accidentes de auto.

Tus derechos

¿Sabías que no tienes que detenerte y ayudar si eres testigo de un accidente automovilístico? Siempre y cuando que no estés involucrado en el accidente, no tienes responsabilidad de parar y ayudar. No tendrás ninguna penalización legal si decides no detenerte.

Tu seguridad es primero

Si conduces al momento de presenciar el accidente, enciende tus luces de emergencia y oríllate en la carretera al menos a 100 pies del área del accidente para protegerte de vidrios rotos, fugas de combustible o llamas. Al mismo tiempo estas dando espacio a ambulancias y a oficiales a estacionarse cerca del accidente.

Si te encuentras en una carretera de alta velocidad, antes de salir de tu vehículo, asegúrate que las condiciones son seguras para ti. Si crees que existe la mínima posibilidad de algún peligro, no salgas de tu auto.

Pide Refuerzos

Nunca asumas que alguien más pidió ayuda al 911. Recuerda que cada segundo cuenta en una emergencia, por lo que es mejor llamar al 911 lo antes posible en caso de que alguien resulte herido. Cuando llamas al 911, prepárate para compartir tu ubicación. 

Una vez que te hayas asegurado de que es seguro acercarse a la escena, dirígete para ver cómo puedes ayudar.  Si ves a alguien herido, en ninguna circunstancia muevas a una persona lesionada, ya que eso podría empeorar sus lesiones. Para asegurarte de que los heridos reciban el tratamiento de primeros auxilios adecuado, espera a que lleguen las autoridades. 

Recopilación de datos

Los testigos pueden ser esenciales para el éxito de cualquier reclamo de accidente automovilístico. Para los conductores es importante obtener toda la información que necesitan para construir un reclamo sólido y querrán obtener tu información.

Lo más probable es que te pidan información personal como:

  • Nombre Completo
  • Números de teléfono (hogar, trabajo y celular)
  • Direcciones de tu hogar y el trabajo
  • Una descripción de tu versión de los hechos

Permanece en la escena hasta que tu declaración esté completa y la policía te haya liberado para continuar tu viaje.

Tu cooperación es importante

En los días y semanas posteriores al accidente, las autoridades o los agentes de seguros pueden contactarte y pedirte una declaración sobre lo que presenciaste. Se honesto, objetivo y coherente con tus declaraciones.

Recuerda que, al proporcionar información de lo ocurrido, ayudaras a que la persona que fue afectada por el accidente reciba una retribución por los daños causados por el evento. Aunque no seas un profesional médico, un mecánico o un oficial de policía, aun así, los buenos samaritanos pueden brindar ayuda. Solo recuerda tus limitaciones, asegúrate de estar en una situación segura para ti y deja el arduo trabajo al personal de emergencia.

Cuando hayas sido herido debido a la negligencia de otra persona, es probable que necesites un abogado experto en lesiones personales para obtener el monto total de la compensación que mereces.

Afortunadamente, no tendrás que pagar por adelantado los honorarios y gastos legales cuando estés herido y no puedas trabajar.

La mayoría de los abogados que manejan reclamos por lesiones no cobrarán honorarios legales a menos que el caso se resuelva o se gane un veredicto en la corte.

Costos de presentar un reclamo

Primero, tienes que ver la cantidad o porcentaje que acordaste pagar por los honorarios de tu abogado y la cantidad de costos legales que se han acumulado.

Ayuda a entender la diferencia entre honorarios legales y costos:

Los honorarios son los salarios pagados a un abogado por su trabajo. Hay diferentes tipos de tarifas como:

  • Pagar por hora
  • Pagar por una cantidad fija por el trabajo
  • Pagar un porcentaje de la compensación recuperada para el cliente

Los costos son los gastos incurridos para avanzar el caso del cliente, gastos como:

  • Copias
  • Honorarios de presentación de la corte
  • Contratación de testigos expertos
  • Gastos de deposición
  • Gastos de viaje y más

Los costos se deducen del acuerdo total después de que se gana un caso y antes de que se calculen los honorarios del abogado.

Gravámenes y gastos médicos

También existen cargos que se deducirán del monto del acuerdo que son los costos médicos pendientes y los dos tipos de costos que generalmente existen en las demandas por lesiones personales son:

  • Los costos médicos  son retenidos por los proveedores de atención médica y las aseguradoras de salud que pagaron el tratamiento médico en relación con el accidente subyacente.
  • Los costos gubernamentales generalmente provienen de Medicare, Medicaid o de una agencia de manutención de menores.

Los costos generalmente deben pagarse antes de que el demandante pueda recibir el restante del acuerdo.

¿Debes obtener dinero por “dolor y sufrimiento” en tu acuerdo?

Si te lesionaste en un accidente en el cual no tuviste culpa, es muy probable que recibas una cantidad de dinero por tu dolor. En accidentes con lesiones menores a corto plazo, puede ser una pequeña cantidad “simbólica”. Cuando las lesiones son más graves, dolorosas y / o duraderas, tu compensación puede incrementar.

Con el fin de poner dinero en el bolsillo del cliente, debemos entablar negociaciones. Este puede ser un proceso bastante largo y complejo, pero definitivamente en el mejor interés del cliente.

Al igual que tú estás evaluando al abogado al que quieras contratar, es muy probable que el abogado esté evaluando el potencial de tu caso, para poder representarte bien. Que un abogado tome o no tu caso depende de una variedad de factores.

Aquí hay 5 posibles razones por las cuales un abogado podría no aceptar tu caso:

1. El estatuto de limitaciones ha expirado

Una razón muy común por la cual un abogado puede rechazar a un cliente es cuando el tiempo de tomar acción sobre tu caso ha expirado.

El abogado, aunque vea que tienes un buen caso y quiera ayudarte, no podrá hacerlo, ya que el tiempo límite es establecido por la ley e impide que pueda tomar tu caso.

Por eso, es muy importante consultar con un abogado enseguida que hayas sufrido tu accidente.

2. Gastos del caso

Debido a que la mayoría de los casos de lesiones personales se toman en base a honorarios de contingencia, significa que el abogado puede invertir una cantidad significativa de tiempo en tu caso, sin cobrar hasta que el caso se haya ganado.

Un abogado que maneja un caso con una tarifa de contingencia usualmente termina invirtiendo dinero de su propio bolsillo. Recuerda que el abogado trabaja con su equipo para que tu caso salga victorioso.  Y eso conlleva gastos de:

  • Abogados subalternos
  • Paralegales
  • Personal administrativo
  • Pagar por tomar declaraciones
  • Pagar a expertos médicos
  • Pagar a otros expertos para proporcionar información valiosa sobre el caso

Si estos gastos son demasiados, es posible que el abogado no pueda pagar tu caso o no quiera correr el riesgo de que no se le pagará por su tiempo y repondrá el dinero que ha invertido.

Al igual, si el abogado ve que hay una escasez de daños o espera que la compensación sea una cantidad baja, puede no justificar una gran cantidad de tiempo y dinero invertido en tu caso.

3. Tu caso requiere de mucho tiempo

Un abogado debe analizar cuánto tiempo puede llevar tu caso. Al tomar un caso, el abogado se compromete a dedicar tiempo, energía y recursos. Y eso impide que no esté disponible o no tenga el tiempo suficiente para tomar otros casos, lo que puede valer más a largo plazo.

Es posible que un abogado no pueda asumir este riesgo.

4. Otros abogados han rechazado tu caso

A veces, un cliente que ha sido rechazado por otros abogados anteriormente puede levantar señales de alerta.

Si tu caso ha sido “liberado” o “rechazado” repetidamente por otros abogados, los abogados posteriores pensarán dos veces antes de tomar tu caso desde una perspectiva de una posible expectativa irrazonable.

5. Mala relación con un cliente

En algunos casos, un abogado puede sentir que no tiene una buena relación con un cliente en particular. Tomar el caso de un cliente significa comenzar una relación laboral. Si el abogado percibe en la consulta gratuita que es difícil dialogar contigo, si te percibe como una persona desagradable o problemática, querrá ahorrarse el dolor de cabeza y no tomar tu caso.

Recuerda que al final de cuentas este es un negocio para los abogados y deben asegurarse de que su negocio sea lucrativo y brinde la experiencia adecuada al cliente. Si deciden aceptar clientes que no encajan bien, será una mala experiencia para ambas partes.


Cuando te lesionas en la propiedad de otra persona, puedes tener derecho a un acuerdo de seguro o a presentar una demanda por lesiones personales.

¿Qué tipos de caídas se asocian generalmente con las reclamaciones de resbalones y caídas?

Hay una serie de resbalones y caídas que pueden dar lugar a una reclamación por responsabilidad de las instalaciones.

Para que el dueño de la propiedad sea responsable, una condición insegura debe haber causado la caída. No es suficiente simplemente resbalar o tropezar en la propiedad de otra persona.

Ejemplos de condiciones inseguras son:

  • Escaleras defectuosas
  • Baches en el suelo
  • Suelos mojados
  • Suelos resbaladizos
  • Pavimento irregular
  • Caídas en aceras
  • Caídas por heladas
  • Cables de extensión ocultos
  • Suelo roto

Es importante tener en cuenta que los lugares públicos no necesariamente tienen que hacer que su propiedad sea perfectamente segura. Solo están obligados a hacer que su propiedad sea razonablemente segura.

¿Qué tipo de evidencia puede ayudar a probar mi reclamo?

Los seis consejos a continuación te ayudarán a tener éxito con tu reclamo y recibir la cantidad máxima de compensación disponible.

Algunos ejemplos incluyen:

  1. Informes: Asegúrate de presentar un informe en el departamento correspondiente para asegurarte de que tu lesión esté documentada y vinculada con el accidente.
  2. Declaraciones de testigos: Inspecciona el área para ver si alguien más vio tu accidente y obtén su información de contacto.
  3. Evidencia fotográfica: Toma fotografías de la escena del accidente, tus lesiones y tu ropa. Es especialmente importante obtener fotografías de la escena del accidente lo antes posible porque la empresa puede tomar medidas para corregir rápidamente el problema, borrando la escena que provocó tu lesión.
  4. Médicos y hospitales: Asegúrate de consultar con tu médico de cabecera o atención de urgencia lo antes posible. Para tener la mejor oportunidad de tener éxito con un reclamo por accidente deslizante, es importante poder proporcionar la evidencia médica necesaria para respaldar tu reclamo. La falta de evidencia médica puede socavar tu reclamo de compensación por lesiones.
  5. Gastos: Mantén un registro de los gastos que incurras como resultado de las lesiones causadas por tu accidente. Al reclamar una indemnización por accidente de resbalón, podrás presentar una reclamación por pérdida de ingresos y otros gastos. Si tienes recibos de costos como recetas, tarifas de taxi y/o Uber, costos de estacionamiento, atención o cualquier otro costo que hayas incurrido, es posible que puedas reclamar esos costos. Si no puedes trabajar y no recibes tu nomina habitual debido a tus lesiones, también puedes reclamar ese dinero.
  6. Video de vigilancia: es posible que tu abogado tenga que solicitar video de vigilancia que muestren cómo ocurrió el accidente.

Estas son pruebas importantes que puede acumular para ayudar a fundamentar tu caso.

Si resultaste lesionado por una caída en una propiedad ajena y crees que puedes tener un reclamo válido, tu mejor curso de acción es comunicarte con un abogado que se especialice en casos de resbalones y caídas.

Saber si un conjunto de circunstancias da lugar a un reclamo por resbalón y caída requiere el análisis de un abogado con experiencia con las leyes relativas a la responsabilidad de las instalaciones.


Ciertamente es posible que renuncies a tu trabajo y aún recibas los beneficios de compensación para trabajadores. Tu situación laboral actual no debe tener nada que ver con que si tienes derecho a beneficios de compensación para trabajadores por un accidente laboral anterior.

Te podrías arriesgar a restringir tus beneficios.

Sin embargo, puede ser un poco más complicado que eso. Los beneficios pueden verse limitados si renuncias a tu trabajo. Renunciar a tu trabajo puede dañar tu capacidad de recibir un acuerdo justo por los beneficios de compensación para trabajadores. Al renunciar a tu trabajo, tu empleador o administrador de beneficios argumentará que renunciar a tu trabajo finaliza cualquier obligación que la compañía tenga contigo.

Tu cambio de estado laboral no altera el hecho de que te lesionaste en el trabajo y necesitas tratamiento médico que debe pagarse a través del seguro de compensación para trabajadores.

Al igual que con los beneficios médicos, el derecho a los beneficios de salario perdido se debe al hecho de que te lastimaste en el trabajo, no por tu estado laboral. Entonces, en teoría, si renuncias o te quedas en tu trabajo no deberías tener ningún efecto sobre ellos.

¿Tuviste las adecuaciones necesarias en el trabajo?

Si tu empleador te ha proporcionado un espacio adecuado en el lugar de trabajo, puede negarse a pagar beneficios adicionales si renuncias. El empleador puede reclamar que declinas voluntariamente ingresos que podrías haber ganado.

Por supuesto, puede surgir una pregunta sobre si tu empleador realmente ha sido complaciente. Por ejemplo, tu empleador puede obligarte a cumplir un trabajo que te causa gran dolor o pueda ocasionarte dificultades porque no puedes hacer un trabajo más pesado. Si renuncias porque tu empleador no te ha otorgado los deberes adecuados en el trabajo, puedes tener una base sólida para impugnar la terminación de tus beneficios salariales perdidos.

El proceso de tu reclamo se podría extender

Sin embargo, las compañías de seguros a menudo tienden a prolongar la aprobación de la atención médica, y lo hacen especialmente cuando no le pagan a su empleado cheques semanales. Cuando saben que van a pagarle a un reclamante hasta que se recupere, tienen más motivación para brindarle la atención médica que lo llevará de regreso al trabajo.

Teniendo en cuenta todos los factores que intervienen en un reclamo de compensación de trabajadores, es aconsejable consultar con un abogado de compensación de trabajadores antes de tomar medidas que puedan afectar tu reclamo.


¿Estás a punto de tener un bebé o adoptar un niño? Tendrás que tomarte tiempo fuera del trabajo. Si darás a luz, tu cuerpo necesitará ese tiempo para sanar. Si has dado la bienvenida a un niño por nacimiento, adopción o crianza temporal, ese tiempo fuera del trabajo será tiempo valioso que tu familia necesita para relacionarse y descansar.

A menos que ya hayas usado tu licencia de maternidad anteriormente, los detalles pueden ser un poco confusos. Estamos aquí para brindarte más información.

¿Qué es el permiso familiar?

El permiso de maternidad es un descanso que las nuevas madres pueden usar para cuidar a sus recién nacidos. La mayoría de las empresas se refieren al permiso de maternidad como permiso parental. El permiso parental permite que tanto las madres como los padres se tomen un receso del trabajo después del nacimiento de un hijo.

Este permiso incluye la adopción y crianza temporal (Foster Care).

¿Tengo derecho a pedir un permiso familiar?

Para muchos empleados, la respuesta es sí. Si las leyes de licencia de maternidad se aplican a la empresa a la que trabajas, deben ofrecerte tiempo libre.

¿Qué son las leyes de permiso familiar pagado?

Existen leyes federales y estatales de maternidad en el trabajo. Aquí hay tres leyes que debes conocer:

  • Ley Federal de Discriminación por Embarazo de 1978: La Ley de Discriminación por Embarazo prohíbe la discriminación basada en el embarazo cuando se trata de cualquier aspecto del empleo, incluida la contratación, el despido, el pago, las asignaciones de trabajo, las promociones, el despido, la capacitación, los beneficios complementarios, como licencia y seguro médico, y cualquier otro término o condición de empleo.
  • Ley Federal de licencia médica y familiar (FMLA): La FMLA proporciona un medio para que los empleados equilibren sus responsabilidades laborales y familiares al tomar licencia no remunerada y con su puesto protegido al regresar.
  • Programa estatal de licencia médica y familiar pagados (PFML): A diferencia de la FMLA, los empleados pueden tomarse tiempo libre pagado.

Los empleados son elegibles para la licencia FMLA si:

  • Trabajaron para la empresa durante al menos un año.
  • Trabajaron al menos 1.250 horas durante el año anterior
  • Trabajaron en un lugar con al menos 50 empleados en un radio de 75 millas.

Los empleados deben cumplir con los requisitos de tu estado y de tu empresa para solicitar tu permiso y proporcionar suficiente información para que tu empleador pueda determinar razonablemente si la FMLA puede aplicarse a tu solicitud de licencia.

Los empleados generalmente deben solicitar un permiso con 30 días de anticipación cuando la necesidad del permiso sea previsible. Cuando la necesidad de licencia es imprevisible, los empleados deben notificarlo tan pronto como sea posible bajo las circunstancias.

Si crees que podrías necesitar un permiso FMLA, debes informar a tu departamento de recursos humanos de inmediato. Obtén una copia de la política sobre FMLA de tu empresa y descubre qué formularios deberás completar. La FMLA impone requisitos de notificación y papeleo tanto a los empleados como a los empleadores, por lo que es importante actuar rápidamente.

Para protegerte, asegúrate de comprender tus derechos y responsabilidades.

¿Cuántos días de permiso familiar me corresponden?

Estados Unidos no tiene una duración estándar de licencia por maternidad. Cada estado es diferente, en promedio, 60% de los empleadores dan 12 semanas de licencia de maternidad; El 33% da más de 12 semanas.

Aquí te dejamos algunos estados que cuentan 12 semanas de licencia por maternidad:

  • Arizona
  • California
  • Arizona
  • California
  • Florida
  • Georgia
  • Illinois
  • Maryland
  • New Jersey
  • New York
  • Pennsylvania
  • Texas
  • Virginia

¿Recibiré el pago de mi salario completo mientras este en permiso familiar?

Según la ley estatal actual, en la mayoría de los estados, el empleador no está obligado por ley a cubrir este permiso.

Al igual que la FMLA, el programa PFMLA ofrece a sus empleados que sean elegibles, un pago parcial mientras se toman tiempo libre del trabajo para crear un vínculo con el recién nacido u hijo adoptivo.

Actualmente, los estados que cuentan con licencia familiar remunerada (PFML) son:

  • California
  • Connecticut
  • D.C.
  • Massachusetts
  • New Jersey
  • New York
  • Oregon
  • Rhode Island
  • Washington

Si consideras que tu empleador no cumplió con su obligación bajo esta ley, puedes presentar una queja. Si crees que se han violado tus derechos de FMLA, o temes una retribución por razones relacionadas con FMLA, debes consultar con un abogado experimentado en derecho laboral de inmediato.

Algunas personas desean regresar al trabajo después de que se levanten las órdenes de quedarse en casa. Otros podrían tener miedo de enfermarse en el trabajo, tienen estrés ya que no tienen cuidado de niños o temen viajar en transporte público abarrotado.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han emitido recomendaciones para ayudar a las empresas y comercios a reabrir.

Estos son algunos de los derechos que los empleados deben saber a la hora de regresar al trabajo.

¿Debe mi empleador garantizar que el lugar de trabajo sea seguro? ¿Y se hará responsable si los empleados contraen el virus?

Si bien los proveedores de atención médica deben seguir las pautas federales de seguridad para protegerse contra el contagio, otros negocios no están obligados a hacerlo, dejándolo en manos de los estados y localidades para establecer estándares, dicen los expertos.

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional requiere que los empleadores establezcan un lugar de trabajo que esté “libre de riesgos reconocidos que estén causando o puedan causar la muerte o daños físicos graves” a los empleados. Para cumplir con ese estándar, OSHA está recomendando a las empresas que sigan las pautas del CDC, que incluyen instruir a los empleados a mantenerse a seis pies de distancia de sus compañeros de trabajo o clientes, tomar temperaturas, desinfectar superficies y proporcionar máscaras faciales, desinfectantes para manos y barreras cuando sea apropiado.

¿Se requiere que mi empleador modifique el lugar de trabajo?

Depende. Los empleadores deben analizar si se requieren ciertas modificaciones en el lugar de trabajo para mantener el distanciamiento social y el cumplimiento de otras pautas emitidas por el gobierno.

¿Qué información deberían darme antes de regresar al trabajo?

No hay una ley que indique que los empleadores deben proporcionar información antes de que regreses, pero la orientación del gobierno a los empleadores recomienda que lo hagan. La información puede ser escrita o verbal, debería cubrir cómo están haciendo que su lugar de trabajo sea seguro a la luz de la pandemia. Por lo tanto, debes saber qué está sucediendo para garantizar el distanciamiento social y la higiene. Esto permitirá que comprendas cómo se aborda tu salud y tu seguridad en el trabajo.

¿Tiene mi jefe el derecho de tomar mi temperatura?

Muchas jurisdicciones lo recomiendan y algunas requieren controles de temperatura de los empleados y otras medidas.

La Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC), que hace cumplir las leyes antidiscriminatorias en el lugar de trabajo, ha dicho que los empleadores pueden evaluar a los empleados antes de permitirles regresar al lugar de trabajo, siempre y cuando las pruebas que se utilizan sean “precisas y confiables”. También ha dicho que los empleadores pueden tomar las temperaturas de sus empleados, pero deben mantener la confidencialidad de sus resultados.

¿Tiene mi empleador derecho a notificar al personal si un empleado es diagnosticado con Covid-19?

Por ley no están obligados, pero si llegan a informarle a sus empleados que alguien dio positivo no podrán revelar la identidad sin su consentimiento.

¿Tiene mi empleador derecho a exigir una nota médica para regresar al trabajo?

Los empleadores pueden requerir una nota del médico para que los empleados regresen a la oficina, pero dado que muchos proveedores de atención médica están abrumados con casos, los empleadores pueden confiar en los controles de temperatura y preguntar sobre síntomas.

¿Puede mi empleador exigirme que use una máscara facial u otro EPP?

En general, se puede exigir a los empleados que usen una máscara mientras trabajan. Si es así, el empleador debe proporcionar la máscara.

Infórmate sobre las leyes en tu región

Sabemos que puedes estar nervioso por regresar al trabajo debido al virus. Pero debes tomarte el tiempo para comprender tus derechos. En estos tiempos inciertos, no dejes que tu empleador no cumpla con la obligación de proporcionarte un ambiente de trabajo seguro o que exponga tu información.

Cada ciudad de la nación puede tener reglamentos diferentes. Si tienes alguna duda, busca la ayuda del departamento de salud en tu condado.  


¿Sabías que, según el Consejo Nacional sobre Envejecimiento, se estima que aproximadamente 5 millones de ancianos son maltratados cada año?

¿Qué es el abuso de ancianos?

Las definiciones específicas varían en lo que realmente es el abuso de ancianos, y esas definiciones continúan evolucionando. La OMS (Organización Mundial de la Salud) llama al maltrato a las personas mayores “un acto único o repetido, o la falta de una acción apropiada, que ocurre dentro de cualquier relación donde hay una expectativa de confianza que causa daño o angustia a una persona mayor”.

A medida que los adultos mayores se vuelven más frágiles físicamente, son menos capaces de cuidarse a sí mismos, hacer frente a la intimidación o defenderse si son atacados. Esto da espacio para que ciertas personas se aprovechen de ellos.

Aquí te dejamos 7 tipos de abuso de ancianos:

  • Abuso físico: El uso no accidental de la fuerza contra una persona mayor que provoca dolor físico, lesión o discapacidad.
  • Abuso sexual: Tocar, acariciar, tener relaciones sexuales o cualquier otra actividad sexual con un adulto mayor, cuando el adulto mayor no puede entender, no está dispuesto a consentir, lo amenazan o lo fuerzan físicamente.
  • Abuso emocional o psicológico: Un acto que causa dolor emocional o angustia.
  • Confinamiento: Aislar a un adulto mayor de amigos o actividades.
  • Privación: Negar un medicamento para adultos mayores, atención médica, refugio, comida, un dispositivo terapéutico u otra asistencia física, y exponer a esa persona a algún daño físico, mental o emocional.
  • Negligencia o abandono: Incumplimiento de una obligación de cuidado. Condiciones de vida inseguras.
  • Explotación financiera: El uso no autorizado de los fondos o propiedades de una persona mayor, ya sea por un cuidador o un estafador externo.

¿Cómo te puedes defender?

Sabemos que hacer valer tus derechos o el de tu familiar puede ser abrumador si no sabes qué pasos tomar. Por eso, contratar a un abogado puede ser de gran ayuda.

Somos un equipo dedicado al abuso de ancianos y hemos trabajado con clientes en una amplia gama de quejas. Hemos buscado justicia para las víctimas que han sido abusados por cuidadores en el hogar o en instalaciones. Te podemos ayudar si sospechas que tu familiar es víctima de abuso físico, emocional o financiero.


Actualizado: Marzo 18, 2020

COVID-19, también conocido como coronavirus, ha paralizado al mundo y con ello ha causado el paro económico. El gobierno exige el distanciamiento social cual puede impedir que algunos trabajen.

Este acontecimiento ha creado miedo al tener incertidumbre de cuando podemos regresar a nuestros trabajos y como pagaremos nuestra renta o nuestra hipoteca y otras utilidades.

Aquí te dejamos información que te podría ayudar durante esta crisis. Las reglas pueden ser diferentes en cada estado y pueden ser modificadas conforme vaya evolucionando esta pandemia.

Desempleo

Si has perdido tu empleo debido al coronavirus, puedes tener derecho a beneficios de desempleo. El gobierno federal está permitiendo que estados cambien sus leyes para proporcionar beneficios de seguro de desempleo relacionados con COVID-19.  La ley federal permite a los estados pagar beneficios a las personas que se encuentran en alguna de estas situaciones:

  • Tu empleador suspende temporalmente las operaciones debido a COVID-19, evitando que los empleados vengan a trabajar.
  • Has sido puesto en cuarentena con la expectativa de regresar al trabajo después de que se determine que te has recuperado y puedes regresar a laborar.
  • Dejaste temporalmente tu empleo debido a un riesgo de exposición o infección.
  • Has dejado de laboral para cuidar a un miembro de tu familia.

Infórmate sobre los detalles del programa de desempleo en tu estado, que también cuenta con información adicional sobre la flexibilidad que se ofrece a los afectados por el coronavirus.

Muchos estados requieren que solicites beneficios de desempleo en la web, ya que es un método que ayuda a evitar contagios. Algunos proporcionan números gratuitos u otras formas de obtener asistencia para poder aplicar en línea.

Vivienda

Un número creciente de ciudades y estados de EE. UU. han tomado medidas para prohibir los desalojos durante la pandemia de COVID-19, anticipando que muchos inquilinos no podrán pagar el alquiler durante esta emergencia.

Por ejemplo, el gobernador de California emitió una orden ejecutiva para proteger a inquilinos y propietarios del estado. Para muchos de estos casos una moratoria sobre los desalojos estaría en vigor para los inquilinos que puedan demostrar que su incapacidad para pagar el alquiler está relacionada con la pandemia.  

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos (HUD), anuncio el 18 de marzo, que dará un alivio a los propietarios de casas y arrendatarios suspendiendo las ejecuciones hipotecarias y los desalojos hasta fines de abril.


Para la mayoría de nosotros, ponernos en forma es uno de nuestros objetivos principales. Parte de ponerse en forma es ir al gimnasio y tener nuestro régimen de ejercicio. Cualesquiera que sean tus objetivos para mejorar tu condición física, lastimarse seguramente no es uno de ellos.

Si te lastimaste en el gimnasio debido a la negligencia de otra persona, es posible que tengas un reclamo por lesiones personales.

¿Qué obligaciones tiene el gimnasio?

Los propietarios de un gimnasio tienen la responsabilidad de ofrecer a sus clientes un espacio libre de peligros. Deben tener el cuidado razonable para descubrir cualquier condición insegura. También son responsables de arreglar condiciones peligrosas y advertir a los miembros del gimnasio sobre esos peligros.

Tipos de accidentes en el gimnasio

Hay muchas formas de lastimarse en el gimnasio debido a la negligencia de otra persona. Algunos de los tipos más comunes de accidentes en el gimnasio son:

  • Resbalón y caída por algún liquido
  • Condiciones inseguras
  • Equipo defectuoso
  • Acciones imprudentes del personal del gimnasio
  • Entrenadores sin experiencia

Lesiones comunes en el gimnasio

En 2018, cerca de 428,000 personas fueron atendidas y dadas de alta por sus heridas, pero unas 32,000 fueron hospitalizadas o murieron a su llegada según una revisión del sistema de base de datos de la comisión de seguridad de productos de consumo de los Estados Unidos.

Si una persona ha sufrido un accidente en un gimnasio o centro recreativo, puede sufrir varias lesiones. Estas son algunas de las lesiones comunes que pueden causar los accidentes en el gimnasio:

  • Huesos fracturados
  • Lesiones de cuello y columna
  • Hemorragia interna
  • Torceduras y esguinces
  • Daño a la médula espinal
  • Daño cerebral
  • Lesiones faciales
  • Lesiones oculares
  • Lesiones por aplastamiento
  • Lesión traumática de la cabeza
  • Daño al sistema nervioso

¿Puedes demandar a tu gimnasio si te lesionas allí?

No es ningún secreto que los accidentes relacionados con el ejercicio son comunes en gimnasios y centros recreativos. La inmunidad de responsabilidad es una parte estándar de casi todos los acuerdos de membresía del gimnasio, y la mayoría de los clientes aceptan la responsabilidad de su propia seguridad al usar pesas, máquinas y otras comodidades.

Sin embargo, la prevención de accidentes debe ser una parte consciente de la cultura empresarial para maximizar la seguridad del cliente. Un poco de preparación es muy útil, especialmente cuando se trata de prevenir resbalones, tropiezos y caídas en las instalaciones del gimnasio.

Los accidentes en un gimnasio son más complicados que un caso típico de responsabilidad de propiedad. Por lo general, según la ley, para ganar un reclamo por negligencia, debes demostrar que:

  • El dueño de la propiedad no cumple con los estándares de seguridad
  • El personal incumplió al no proporcionar señalamientos de advertencia o peligro
  • Fuiste herido a propósito por personal del gimnasio
  • El gimnasio no reparó el equipo defectuoso o roto y se te permitió ejercitarte en él
  • Si el gimnasio no pudo verificar las credenciales de un entrenador, y ese entrenador no tenía la experiencia necesaria y causó lesiones a un cliente, el gimnasio puede ser responsable

El hecho de que hayas firmado una inmunidad de responsabilidad no significa que no tienes derecho a un reclamo. Tendrás que consultar con un abogado experimentado en lesiones personales para evaluar tu caso y la redacción de la exención de responsabilidad que firmaste.

¿Cómo te puede ayudar un abogado?

Ya sabemos que los gimnasios generalmente incluyen una exención de responsabilidad dentro de su contrato de membresía que, en última instancia, libera al gimnasio y a sus empleados de la responsabilidad en caso de que un miembro sufra una lesión y desee presentar una demanda por lesiones personales contra el gimnasio. Sin embargo, un gimnasio o centros recreativos no pueden eludir por completo la responsabilidad absoluta.

Miles de personas resultan heridas cada año en accidentes en el gimnasio o centros recreativos, y muchas no recibirán la compensación que se merecen porque no consultaron con un abogado. No pierdas tu derecho a recibir una compensación por tus lesiones. Exige tus derechos, hoy.