Coronavirus: Entendemos lo devastador que podría ser perder tu trabajo o tener un accidente en tiempos como este. Hemos modificado nuestro centro de llamadas para seguir brindándote el apoyo legal que necesitas 24/7.

Muchos de nosotros creemos que una lesión en el trabajo es una torcedura o la fractura en algún hueso. Pero no nos damos cuenta de que una lesión en el trabajo también puede ocasionar un desgaste físico que tomó tiempo en manifestarse.

¿Cuáles son las lesiones en el trabajo que podrías estar ignorando?

Aquí te dejamos una lista de lesiones que son usualmente ignoradas:

Pérdida auditiva: Es causada por la exposición a ruidos fuertes durante un periodo prolongado de tiempo, incluso con protección auditiva.

Síndrome del túnel carpiano (lesión a nivel de la muñeca): Esta lesión es causada por movimientos repetitivos en la mano.

Hernias y dolor de espalda: Pueden ser causados por levantar objetos pesados y otros esfuerzos físicos.

Lesiones oculares: Son causadas por irritantes en el aire y la tensión ocular y pueden afectar la visión significativamente.

Problemas pulmonares: La exposición a productos químicos industriales durante un periodo prolongado puede causar problemas respiratorios.

Ataques cardiacos: El estrés laboral puede causar un ataque cardiaco, incluso fuera del trabajo.

Es importante ver si tus dolores o molestias son a causa del trabajo realizado a lo largo de los años.

Puede que publicar una opinión en las redes sociales parezca seguro, pero dependiendo del tema sobre el que publiques puede haber consecuencias. Algunos mensajes incluso pueden hacer que te despidan de tu trabajo. Como una regla, mantente al margen de publicaciones que puedan contener comentarios negativos y duros sobre tu trabajo, tu jefe o tus compañeros de trabajo. Una mala publicación no sólo puede hacer que te despidan del trabajo, sino también hacer muy difícil encontrar otro. Mientras que algunos mensajes pueden ser aceptables, es mejor evitar hacer comentarios o publicaciones sobre tu lugar de trabajo en general. Usar las redes sociales en el trabajo puede ser peligroso.

Redes sociales en el trabajo

De acuerdo a DMR, en el 2019 existen 2.414 billones de usuarios activos al mes en Facebook, lo cual significa que tus publicaciones serán vistas. Si optas por hacer uso de social media en el trabajo, ten en cuenta las siguientes sugerencias:

  • Piensa antes de publicar
  • Si tienes dudas sobre qué es lo que puedes expresar, lo mejor es no hacerlo
  • Mantén las buenas o malas noticias acerca de tu empleador y compañeros de trabajo de manera privada y confidencial
  • No publiques o envíes tu curriculum desde el trabajo
  • Debes estar preparado a asumir las consecuencias de alguna publicación negativa

Evita el hacer comentarios groseros acerca de tus clientes, los cuales reflejan mal en tu negocio o trabajo. No te quejes acerca de tu trabajo a través de tus redes sociales. El burlarte de tu jefe o de tus compañeros de trabajo puede crear tensión en la oficina. Recuerda que tu empleador y demás compañeros de trabajo no quieren ver este tipo de burla que podría ser considerada como un tipo de acoso laboral. Ten presente en todo momento que lo públicas en internet es para siempre. Las publicaciones pueden regresar en el momento menos oportuno, y mientras estás buscando trabajo.

¿Te despidieron debido al uso de redes sociales?

¿Puedes ser despedido por comentarios vertidos en tus cuentas de redes sociales? Tanto la privacidad como el derecho a la libertad de expresión proveen protección contra ciertos tipos de comentarios hechos en las redes sociales. Si piensas que has sido despedido injustificadamente de tu trabajo, habla con un abogado de Los Defensores para que así puedas obtener una consulta gratis y hablar con un abogado con experiencia en despidos injustificados. Estos casos pueden no ser muy claros; por este motivo puede que haya la necesidad de hacer una investigación a fondo. Buscar la ayuda profesional es altamente recomendable.

Fuentes:
1. About.com. Posting Information Online Can Get You Fired. Consultado el 2 de abril, 2015.
2. DMR. By the Numbers: 200+ Amazing Facebook User Statistics (February 2015). Consultado el 2 de abril, 2015.
3. Time. 10 Social Media Blunders That Cost a Millennial a Job – or Worse. Consultado el 2 de abril, 2015.

De acuerdo a los centros de control de enfermedades, cada año, hay cerca de 76 millones de incidentes en Estados Unidos relacionados con enfermedades relativas a los alimentos. Más de 300,000 personas son hospitalizadas cada año víctimas de salmonelosis, listeria, toxoplasmosis y otras bacterias relativas a la comida. La mayoría de intoxicaciones por alimentos ocurre por consumir carne roja y cerdo; productos lácteos y huevos que también cuentan por su alto índice de intoxicación alimentaria.

La fuente de la intoxicación alimentaria varía. Puedes intoxicarte con comida preparada en casa o por la comida de los restaurantes, incluso por comida que se sirve en el trabajo. La intoxicación por alimentos pueden causar síntomas que van de leves a graves, empezando por diarrea, vómitos y sudores hasta la pérdida parcial del habla o la vista, debilidad en los músculos e incluso parálisis.

Los síntomas graves requieren de atención médica inmediata y puede poner en riesgo la vida. Incluso hasta los casos más leves de intoxicación por comida puede requerir tiempo fuera del trabajo.

Muchas personas no piensan en llamar a un abogado por haberse intoxicado por alimentos, pero existe un recurso legal en casos de intoxicación por alimentos ingeridos en el trabajo. Para determinar si tu intoxicación alimentaria puede ser considerada como una lesión en el trabajo, debes considerar los siguientes criterios:

  • ¿La comida fue servida por tu empleador y es considerada como parte de tus salario?
  • ¿Te intoxicaste en la cafetería de tu trabajo donde solo comen los empleados?
  • ¿Estabas en un receso oficial?

Si tu respondiste “si” a cualquiera o a todas estas preguntas puedes tener derecho para una compensación al trabajador.

El pago de una lesión de trabajo puede ser de gran ayuda para recuperar los gastos del servicio de emergencia y el tiempo fuera del trabajo, especialmente en casos graves de intoxicación.

Ten en cuenta que la comida que se ofrece en una cafetería, abierta al público, puede descalificarla como un caso de compensación al trabajador. Lo mismo ocurre si te enfermaste por comprar comida de una fuente independiente y la consumiste en un receso que no era oficial.

Llama a Los Defensores y podrás averiguar si tienes un caso. Tu consulta es gratis y sin compromiso.

El término “acoso sexual” ha sido ampliamente usado – tanto que no es claro que es lo que en realidad constituye acoso sexual y que no. Además de hablar con un abogado de acoso sexual, una forma de entender el acoso sexual es empezando con la definición legal. La Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo de los Estados Unidos define acoso sexual de esta manera:

“El Hostigamiento Sexual es una forma de discriminación por razón de sexo que viola el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964. El Título VII se aplica a empleadores con 15 o más empleados, incluyendo gobiernos estatales y locales. También se aplica a agencias de empleo y organizaciones laborales, así como al gobierno federal.

Los avances sexuales mal recibidos, los pedidos de favores sexuales y otras conductas verbales o físicas de naturaleza sexual constituyen hostigamiento sexual cuando esta conducta afecta al empleo de un individuo, interfiere de manera irrazonable en el rendimiento del individuo en su trabajo o crea un ambiente de intimidación, hostil u ofensivo.

El acoso sexual puede producirse en una variedad de circunstancias, incluyendo las siguientes:

  • La víctima, así como el hostigador, puede ser una mujer o un hombre. La víctima no tiene que ser del sexo opuesto.
  • El hostigador puede ser el supervisor de la víctima, un supervisor en otra área, un compañero de trabajo o alguien que no sea un empleado.
  • No es necesario que la víctima sea la persona hostigada, también puede ser alguien que fue afectado por la conducta ofensiva.
  • El hostigamiento sexual ilegal se puede reportar sin daño económico o despido a la víctima.
  • La conducta del hostigador debe ser mal recibida.”

De esta definición, podemos ver que simples chistes con compañeros de trabajo no necesariamente son una forma de acoso sexual. Pero lo podría ser si esos chistes no son bien recibidos, sexuales en naturaleza, impiden la habilidad del individuo de hacer su trabajo, o crean un ambiente ofensivo u hostil en el trabajo.

Asegurar que el ambiente de trabajo es seguro para los empleados y tener cero tolerancias para el acoso sexual no es broma. Mantén las bromas neutrales; si crees que un chiste puede ser ofensivo, evítalo. Si eres el receptor de una broma o chistes ofensivos, haz tu disgusto claro al hostigador. Si el acoso continúa-o escala- considera hablar con un abogado de acoso sexual de inmediato.