Agustina Caferri Posted: May 10, 2024

Imagina que necesitas llegar al trabajo y decides tomar prestado el coche de un amigo o familiar. Conducir un auto prestado puede parecer algo común y corriente, pero, ¿qué pasa si tienes un accidente conduciendo un auto prestado? ¿Quién sería responsable por los daños?
¿Cuáles son los riesgos de prestar o tomar prestado un vehículo?

Sabemos que este tipo de situaciones pueden generar confusión. Por ello, es crucial entender cómo funciona el seguro y las responsabilidades para evitar sorpresas desagradables. A continuación, te invitamos a seguir leyendo sobre lo que puede pasar si tienes un accidente conduciendo un auto prestado o si le prestas tu auto a alguien.

¿Quién es responsable de un accidente, el conductor o el propietario?

Quizás no lo sabías, pero el seguro del coche va ligado al vehículo, no a quien lo conduce. Muchos piensan que el conductor siempre es el responsable en caso de accidente, pero usualmente es el dueño del coche quien está cubierto por el seguro para estos casos. Por tal razón, el seguro del propietario es la cobertura principal que se aplicaría si ocurre un choque. El seguro del conductor actuaría como un seguro secundario si es necesario.

Si alguien tiene un accidente con tu coche, tu seguro cubrirá los daños según los límites de tu póliza. Sin embargo, si los daños superan esos límites y el seguro no es suficiente, la persona que conducía podría tener que ser la responsable de pagar la diferencia. Por tanto, incluso si el conductor tiene su propio seguro, este solo actuaría como cobertura secundaria si tu póliza no cubre todos los daños.

¿Qué sucede si tienes un accidente conduciendo un auto prestado?

Si tienes un accidente conduciendo un auto prestado y este tiene cobertura adecuada, el seguro de responsabilidad civil por lesiones corporales (“Bodily Injury Liability”, en inglés) del dueño del vehículo debería cubrir los daños hasta el límite de la póliza. Por ejemplo, si tienes un accidente, la cobertura de responsabilidad por lesiones corporales podría cubrir tus gastos médicos, la pérdida de ingresos si no puedes trabajar, entre otras cosas

Si los costos superan el límite de la póliza del propietario, tu propio seguro (si tienes un seguro de auto) podría intervenir para cubrir el excedente. Si pides un auto prestado sin tener seguro propio a menudo, podría ser prudente considerar adquirir un seguro para conductores que no son propietarios de vehículos (llamado “non-owner car insurance”, en inglés).

Situaciones en las que el dueño del carro no es responsable

Existen dos escenarios principales en los cuales el propietario del vehículo podría no ser considerado responsable de los daños causados por un conductor que utiliza el vehículo prestado:

  • El conductor o la conductora está excluido de la póliza de seguro.
  • El conductor o la conductora tomó el coche sin el permiso del propietario/a y tuvo un accidente de tráfico.

Es importante leer tu póliza antes de permitirle a otras personas conducir tu
vehículo. Es posible que algunos conductores estén excluidos de tu póliza. Esto significa que la póliza no cubrirá los accidentes cuando esa persona esté conduciendo el coche. En la mayoría de los casos, si un conductor que está excluido tiene un accidente, éste será responsable de los daños causados.

Por otro lado, si puedes demostrar que alguien operó tu coche sin tu permiso o autorización y esta persona que se llevó tu auto tuvo la culpa en un accidente, es posible que no seas responsable del accidente.

¿Cuáles son los riesgos de prestar un auto?

Si un ser querido conduce tu auto y causa un accidente, la responsabilidad de presentar un reclamo a la compañía de seguros y de pagar el deducible recae sobre ti porque el vehículo es tuyo. Esto significa que si la persona que conduce tu auto prestado no está asegurada, la responsabilidad total podría recaer sobre ti.

Dependiendo de la gravedad del accidente, podrías no ser capaz de cubrir todos los daños. En tal caso, las partes afectadas en el accidente podrían demandarte para obtener una compensación por las lesiones y los daños a la propiedad que hayan sufrido.

El principio de confianza negligente

Bajo la ley, el principio de “confianza negligente”, conocido como “negligent entrustment” en inglés, se refiere a casos donde el propietario de un vehículo permite que una persona incompetente, imprudente o inexperta lo maneje, sabiendo que no está capacitada para conducir de manera segura.

Por ejemplo, en California, esto incluye cuando un dueño o dueña confía en alguien para usar un vehículo si sabe o debería saber que la persona que lo va a conducir:

  • Está bajo la influencia del alcohol, drogas  bajo la influencia de alcohol, drogas, cualquier medicamento o sustancias
  • Es menor de edad
  • No tiene una licencia de conducir válida de California
  • Tiene su licencia suspendida o revocada
  • Tiene una condición médica (como problemas de la visión) 
  • Tiene antecedentes recientes de conducir ebrio o de manera imprudente

Si se produce un accidente, el propietario puede ser responsable por permitir que la persona utilice su vehículo. Este concepto extiende la responsabilidad más allá del conductor, implicando también al dueño del vehículo.

La idea principal de esto es que el accidente podría no haber ocurrido si el propietario no hubiera permitido un uso negligente del vehículo. En algunos estados, el demandante necesita demostrar que el propietario probablemente sabía, o debería haber sabido que el conductor a quien le confió su vehículo era imprudente o no apto para estar al volante.

Protégete al prestar tu automóvil

Prestar tu auto siempre implica ciertos riesgos, aunque hay maneras de minimizarlos. Antes de entregar las llaves, asegúrate de que la persona tenga una licencia válida y comprenda bien sus responsabilidades al conducir. Es buena idea dejar una copia del registro del vehículo y la información del seguro en la guantera. Además, no olvides indicarle dónde puede encontrar estos documentos en caso de que los necesite.

Si alguien cercano a ti tiende a ser un poco imprudente al volante, podría ser mejor no dejarle usar tu coche. Es más seguro no prestar tu vehículo a personas que no tienen una licencia válida, o que podrían estar bajo la influencia del alcohol o drogas.

¿Cuánto tiempo tienes para reclamar por un accidente de tránsito?

¿Sabías que el tiempo para presentar una demanda después de un accidente varía dependiendo de dónde ocurrió y de qué trata el caso? Esto es algo que no muchos conocen. Los casos de lesiones personales, ya sean accidentes de automóvil, motocicleta, camiones, y otros, están sujetos a los plazos de prescripción legales. Estos plazos funcionan como fechas límite: si no presentas tu reclamo antes de la fecha límite, puedes perder el derecho de presentar una demanda judicial contra la parte responsable.

En California, por ejemplo, generalmente tienes dos años para presentar una demanda desde la fecha del accidente que causó tus lesiones. Sin embargo, este plazo estándar de dos años puede cambiar de acuerdo con algunas excepciones. Pero, si no presentas la demanda a tiempo, es decir, si superas el plazo de prescripción, es probable que tu reclamo sea desestimado o considerado abandonado.

Dada la importancia de estos plazos, después de tener un accidente conduciendo un auto prestado, es esencial consultar a un abogado de inmediato que pueda asesorarte sobre las fechas límites y ayudarte a presentar tu reclamo dentro del período adecuado.

¿Cómo puede ayudarte un abogado de accidentes?

Es importante mencionar que los casos que involucran vehículos prestados pueden ser complejos, sobre todo cuando se toma prestado el auto de un ser querido, por lo que contar con la asistencia legal de un abogado experimentado desde una etapa temprana puede marcar la diferencia.

Un abogado de accidentes puede ayudarte a:

  • Identificar, recopilar y preservar evidencia clave que fortalezca tu posición.
  • Desarrollar una estrategia legal adaptada a las particularidades de tu caso.
  • Formular argumentos legales que respalden eficazmente tu reclamo.
  • Colaborar con expertos cuyos testimonios puedan ser decisivos para tu caso.
  • Manejar las comunicaciones con las partes contrarias, las compañías de seguros, y terceros implicados.
  • Negociar acuerdos con todas las partes involucradas para buscar la mejor solución posible.
  • Representarte en un juicio (si no se alcanza un acuerdo previo).
  • Conseguir una compensación justa para ti y tu familia.
  • Y más.

Cuánto cuesta contratar a un abogado

En Estados Unidos, muchos abogados ofrecen sus servicios sin solicitar a sus clientes ningún pago por adelantado. Estos profesionales del derecho operan bajo lo que se conoce como honorarios contingentes o condicionales. Esto significa que un abogado que se dedica a casos de accidentes puede comprometerse a trabajar contigo sin cobrarte nada por adelantado.

Este profesional recibirá un pago si tú logras obtener una compensación, ya sea mediante un acuerdo o una victoria en un juicio. Los abogados que trabajan con este sistema cobran un porcentaje del monto que su cliente recibe como compensación, que generalmente oscila entre el 25% y el 40% o más, dependiendo del contrato y lo que el cliente haya acordado junto al abogado.

Si tuviste un accidente conduciendo un auto prestado o tu vehículo estuvo implicado en un accidente de tráfico, puedes contactar a un abogado de tu zona de inmediato. Recuerda que para iniciar una acción legal, hay fechas límite que debes tomar en cuenta. ¡No dejes pasar más tiempo!

Obtén tu consulta gratuita con un abogado de accidentes

Entendemos que dar el primer paso tras un accidente puede ser abrumador, pero no tienes que enfrentarlo a solas. Un abogado experimentado puede ayudarte a navegar por el sistema legal. Si estás considerando presentar un reclamo o una demanda judicial, contáctanos hoy mismo. Los abogados de nuestra red están listos para asistirte sin cobrarte nada por adelantado.

Para solicitar tu consulta gratuita en español o en inglés, puedes comunicarte con nosotros por teléfono o en línea. En menos de 10 minutos, te conectaremos con un abogado que pueda dialogar contigo sin costo alguno. Estamos disponibles para ti y tu familia las 24 horas del día, todos los días de la semana.

¡Esperamos poder ayudarte muy pronto!