Para la mayoría de nosotros, ponernos enforma es uno de nuestros objetivos principales. Parte de ponerse en forma es iral gimnasio y tener nuestro régimen de ejercicio. Cualesquiera que sean tusobjetivos para mejorar tu condición física, lastimarse seguramente no es uno deellos.

Si te lastimaste en el gimnasio debido a lanegligencia de otra persona, es posible que tengas un reclamo por lesionespersonales.

¿Qué obligaciones tiene el gimnasio?

Los propietarios de un gimnasio tienen laresponsabilidad de ofrecer a sus clientes un espacio libre de peligros. Debentener el cuidado razonable para descubrir cualquier condición insegura. Tambiénson responsables de arreglar condiciones peligrosas y advertir a los miembrosdel gimnasio sobre esos peligros.

Tipos de accidentes en el gimnasio

Hay muchas formas de lastimarse en elgimnasio debido a la negligencia de otra persona. Algunos de los tipos máscomunes de accidentes en el gimnasio son:

  • Resbalón y caída por algúnliquido
  • Condiciones inseguras
  • Equipo defectuoso
  • Acciones imprudentes delpersonal del gimnasio
  • Entrenadores sin experiencia

Lesiones comunes en el gimnasio

En 2018, cerca de 428,000 personas fueron atendidasy dadas de alta por sus heridas, pero unas 32,000 fueron hospitalizadas omurieron a su llegada según una revisión del sistema de base de datos de la comisiónde seguridad de productos de consumo de los Estados Unidos.

Si una persona ha sufrido un accidente enun gimnasio o centro recreativo, puede sufrir varias lesiones. Estas sonalgunas de las lesiones comunes que pueden causar los accidentes en elgimnasio:

  • Huesos fracturados
  • Lesiones de cuello y columna
  • Hemorragia interna
  • Torceduras y esguinces
  • Daño a la médula espinal
  • Daño cerebral
  • Lesiones faciales
  • Lesiones oculares
  • Lesiones por aplastamiento
  • Lesión traumática de la cabeza
  • Daño al sistema nervioso

¿Puedes demandar a tu gimnasio si te lesionas allí?

No es ningún secreto que los accidentesrelacionados con el ejercicio son comunes en gimnasios y centros recreativos.La inmunidad de responsabilidad es una parte estándar de casi todos losacuerdos de membresía del gimnasio, y la mayoría de los clientes aceptan laresponsabilidad de su propia seguridad al usar pesas, máquinas y otrascomodidades.

Sin embargo, la prevención de accidentesdebe ser una parte consciente de la cultura empresarial para maximizar laseguridad del cliente. Un poco de preparación es muy útil, especialmente cuandose trata de prevenir resbalones, tropiezos y caídas en las instalaciones delgimnasio.

Los accidentes en un gimnasio son máscomplicados que un caso típico de responsabilidad de propiedad. Por lo general,según la ley, para ganar un reclamo por negligencia, debes demostrar que:

  • El dueño de la propiedad nocumple con los estándares de seguridad
  • El personal incumplió al noproporcionar señalamientos de advertencia o peligro
  • Fuiste herido a propósito por personaldel gimnasio
  • El gimnasio no reparó el equipodefectuoso o roto y se te permitió ejercitarte en él
  • Si el gimnasio no pudoverificar las credenciales de un entrenador, y ese entrenador no tenía la experiencianecesaria y causó lesiones a un cliente, el gimnasio puede ser responsable

El hecho de que hayas firmado una inmunidad de responsabilidad no significa que no tienes derecho a un reclamo. Tendrás que consultar con un abogado experimentado en lesiones personales para evaluar tu caso y la redacción de la exención de responsabilidad que firmaste.

¿Cómo te puede ayudar un abogado?

Ya sabemos que los gimnasios generalmenteincluyen una exención de responsabilidad dentro de su contrato de membresíaque, en última instancia, libera al gimnasio y a sus empleados de laresponsabilidad en caso de que un miembro sufra una lesión y desee presentaruna demanda por lesiones personales contra el gimnasio. Sin embargo, ungimnasio o centros recreativos no pueden eludir por completo la responsabilidadabsoluta.

Miles de personas resultan heridas cada añoen accidentes en el gimnasio o centros recreativos, y muchas no recibirán lacompensación que se merecen porque no consultaron con un abogado. No pierdas tuderecho a recibir una compensación por tus lesiones. Exige tus derechos, hoy.