Accidentes automovilísticos frontales: Una guía rápida

Los accidentes automovilísticos frontales son a menudo los tipos de accidentes de auto más traumáticos. Las altas velocidades y el enorme impacto generalmente asociados con ellos pueden provocar todo tipo de lesiones para las personas involucradas. Si bien, solo alrededor del dos por ciento de los accidentes automovilísticos son colisiones frontales, según el Instituto de Información de Seguros, representan el diez por ciento de los choques fatales. Una colisión frontal puede ser devastadora, pero gracias a esta breve guía, estarás mejor equipado para lidiar con las secuelas, en caso de que alguna vez te veas involucrado en una.

¿Quién es el culpable en un colision de auto frontal?

En términos generales, el conductor que se considera culpable en una colisión frontal es el conductor cuyo vehículo ha abandonado su carril y se ha incorporado al tráfico que se aproxima. El concepto de negligencia también se aplica en el sentido de que si un conductor no presta atención a las marcas viales y se desvía hacia el carril de tráfico que se aproxima, generalmente se acepta que tiene la culpa. Decidir quién tiene la culpa puede ser uno de los puntos más controversiales después de una colisión frontal y es algo que es mejor dejar en manos de los profesionales.

Causas comunes de accidentes de auto frontales

La mayoría de las colisiones frontales se deben a errores humanos y no a fallas mecánicas. Algunas de las razones más comunes por las que ocurren colisiones frontales son:

  • Conducir distraído. Por ejemplo, usando un teléfono celular.
  • Conducir cansado.
  • No modificar la forma de conducir en condiciones climáticas adversas.
  • Pasar por otro vehículo de manera incorrecta o peligrosa.
  • Conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas.
  • Ignorar las señales de tráfico.

Al adaptar tu comportamiento cuando estás a cargo de un vehículo, reduces drásticamente las posibilidades de verte involucrado en una colisión frontal.

¿Qué le pasa a tu cuerpo despues de un accidentes automovilístico frontal?

Los choques frontales a menudo implican altas velocidades y un gran impacto. Esto puede tener un impacto devastador en los pasajeros y se estima que el diez por ciento de las colisiones frontales resultan en al menos una muerte. Este es, por supuesto, el peor de los casos, pero todavía hay una amplia gama de lesiones que las colisiones frontales menos graves pueden infligir a los conductores y sus pasajeros. Algunas de las lesiones más comunes que se sufren como resultado de choques frontales son:

  • Lesiones cerebrales causadas por la inercia del choque. Si la cabeza de una persona golpea el volante o el tablero, su cerebro puede golpear el cráneo y causar hematomas, hinchazón o sangrado.
  • Las lesiones a la médula espinal pueden provocar que las personas sufran daños permanentes en los nervios o incluso parálisis.
  • Los huesos rotos son lesiones comunes asociadas con colisiones frontales, al igual que quemaduras, lesiones internas y laceraciones graves en la piel.

Qué hacer después de un accidente de auto frontal

Lo primero que debes hacer después de cualquier tipo de colisión es detectar si tu o tus pasajeros tienen lesiones. Después de esto, debes intentar hacerte a un lado del área del choque y llamar al 911. Si puedes, debes intercambiar información con el otro conductor mientras esperas que la policía llegue a documentar la escena del accidente. Es mejor ponerte en contacto con tu proveedor de seguros tan pronto como puedas, ya que puede ayudarte a comprender qué pasará a continuación y cuánto tiempo estarás sin automóvil.

Una colisión frontal puede tener un impacto enorme en tu vida. Si has estado involucrado en uno y te gustaría explorar cuánta compensación puedes recibir, comunícate con nuestros abogados experimentados que han ayudado a miles de conductores y pasajeros lesionados a lo largo de los años. Podemos ponerte en contacto con abogados y organizar una consulta gratuita para que discutas tu situación y recibas la compensación que te mereces.